Tiger Woods, tras su polémico accidente de coche, aclara: 'Yo soy el único responsable'

El golfista estadounidense desmiente los ‘falsos, infundados y maliciosos rumores que están circulando’ en torno a las causas que lo provocaron

A través de un comunicado en su página oficial, Tiger Woods se ha pronunciado por primera vez sobre el accidente de tráfico que sufrió en la madrugada del pasado viernes cerca de su casa en la comunidad de Isleworth, próxima a Orlando (Florida). El jugador de golf número uno del mundo colisionó contra una boca de incendios y después contra un árbol. El accidente, que al principio parecía grave, quedó en un susto para Woods y fue dado de alta tras unas horas ingresado en el Hospital Central de Ocoee, donde fue atendido de unos cortes y hematomas.

Sin embargo, las circunstancias que rodearon el incidente no están claras. No se sabe qué hacía Woods conduciendo a las 2.28 a.m. -hora en que tuvo lugar el accidente- y, puesto que el alcohol se descartó como posible causa, se especuló con la posibilidad de que hubiese tenido una discusión con su mujer provocada por una supuesta infidelidad del golfista con Rachel Uchitel, una atractiva relaciones públicas de Nueva York de 34 años que ha negado mantener una relación con Tiger.

La Policía abrió una investigación y ya ha informado que el deportista era el único pasajero del vehículo y que su esposa, Elin Nordegren, fue la que consiguió sacarle del Cadillac después de romper la ventanilla del automóvil con dos palos de golf. No obstante, el deportista sigue sin atender a la Florida Highway Patrol y ha preferido dirigirse primero a sus seguidores a través de un comunicado en su página web con el que ha querido zanjar toda serie de especulaciones en torno a las causas que provocaron el accidente:

“Esta situación es culpa mía, y obviamente es muy embarazosa para mi familia y para mí. Soy humano y no soy perfecto. Me aseguraré de que no vuelva a suceder.

Este es un asunto privado y quiero mantenerlo de esa forma. Aunque entiendo la curiosidad, son irresponsables los falsos, infundados y maliciosos rumores que están circulando sobre mi familia y sobre mí.

La única persona responsable del accidente soy yo. Mi esposa, Elin, actuó valerosamente cuando vio que estaba herido y en problemas. Ella fue la primera persona que me ayudó. Cualquier otra afirmación es absolutamente falsa.

Este incidente está siendo agotador y muy difícil para Elin, nuestra familia y para mí mismo. Aprecio toda la preocupación y buenos deseos que he recibido. Pero, también me gustaría pedir un poco de comprensión de que mi familia y yo merecemos un poco de privacidad, a pesar de lo intrusitas que pueden ser algunas personas.”


La policía de carreteras señaló desde un primer momento que Woods debía declarar sobre lo ocurrido, aunque por el momento el golfista de 33 años sigue sin atender a las autoridades. Se espera, no obstante, que el deportista esté presente en el Chevron World Challenge, un torneo de golf a beneficio de su fundación que empieza el próximo jueves en Thousand Oaks, California, y que aparezca en una rueda de prensa el martes en el club Sherwood Country.

Más sobre

Regístrate para comentar