Isabel Preysler: 'Mis hijas son mil veces mejores que yo'

Naty Abascal, Carmen Lomana, Adriana Abascal y Cari Lapique también asistieron a la presentación de la nueva colección de Suárez

Tango, joyas y glamour se unieron anoche en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, en la presentación de la nueva colección de joyas de la firma Suárez, Elite by you 09, donde además de disfrutar de un espectáculo benéfico, Tango y Lágrimas, en el que Marta Sánchez, José Mercé y José Manuel Zapata interpretaron clásicos de Carlos Gardel, se dieron cita las mujeres más elegantes de nuestro país con Isabel Preysler a la cabeza. Una vez más, la esposa de Miguel Boyer ha sido la imagen de la firma y acaparó todos los flashes a su llegada. De riguroso negro, con pantalón y, como no, joyas de Suárez, Isabel posó junto a los hermanos Emiliano y Benito Suárez, propietarios de la joyería.

 

nullVER GALERÍA

PINCHE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOS



“Mi joya más importante es mi nieto”, dijo nada más llegar. Isabel, por ahora, sólo tiene un nieto, Alejandro, y tiene muchas ganas de tener más, aunque cree que todavía sus hijos no se deciden ni a ser padres, ni a pasar por el altar: “De momento, mis hijos no se casan, menos Chábeli que está encantada con el matrimonio, los demás no dan el paso. Chábeli me dice todas las navidades que quiere volver a ser madre, pero luego no se decide. Quiero tener muchos nietos”.

Isabel siempre ha destacado por su elegancia y últimamente, sobre todo después de sus últimas apariciones, son muchos los que apuntan a que su hija Tamara será su digna sucesora, algo que la enorgullece mucho: “Estoy muy orgullosa de tener una hija así. No me estoy haciendo la humilde, pero mis hijas son mil veces mejores que yo”.

 

nullVER GALERÍA

 

Tampoco faltaron a la cita Naty Abascal, Adriana Abascal, Cari Lapique, Maribel Yébenes y Carmen Lomana, quien nos confesó cuál es su joya más preciada: “Para mí la joya más significativa es el anillo de pedida. Todas las joyas tienen un algo, porque pertenecen a un momento importante de la vida”.

La recaudación de este concierto solidario fue a parar a la Fundación Aladina, presidida por Paco Arango, que ayuda a los niños con cáncer y con la que la joyería también ha colaborado con la creación de una pulsera solidaria, One, de la que el veinte por cierto de su precio va a parar a esta organización.



Más sobre: