Carmen Bazán declara ante la Audiencia Nacional por el robo cometido en Ambiciones

Carmen Bazán, madre de Jesulín de Ubrique, ha declarado esta mañana en la Audiencia Nacional, Madrid, en la vista contra seis presuntos terroristas islamistas acusados de formar una célula que se dedicaba a financiar al Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), según ha informado la agencia de noticias Servimedia.

La madre del torero ha declarado como testigo en relación al robo perpetrado en la finca Ambiciones, propiedad de su hijo Jesús, en marzo del 2005. El citado grupo islamista utilizaba atracos cometidos en la provincia de Cádiz y Carmen Bazán, junto al guarda de Ambiciones, se encontraba en la casa la noche en la que los ladrones entraron en su casa. En aquel robo, según informó en su momento la Guardia Civil, se llevaron dinero y joyas por una cantidad de unos 65.000 euros. Los atracadores entraron en la habitación del diestro y también en la de su madre de la que sustrajeron varias joyas de oro.

Víctor Janeiro, hijo pequeño de Carmen, le ha acompañado hoy en su declaración judicial que ha durado escasos minutos que de las joyas y dinero que le robaron sólo ha recuperado una cruz y un collar. Los dos han entrado por una puerta lateral. La fiscal Teresa Sandoval solicita 12 años y seis meses de cárcel para Fares Merazka, Fathi Abadía, y Salah Edinne Berkoun; penas de diez años y seis meses de cárcel para Abdelkader Yettou Topas y Abdelfatha En Naji Chenaf y una de ocho años para Lahouari Naoum Zenagui.

Más sobre: