Roman Abramovich paga una factura de más de 30.000 euros en un restaurante neoyorquino

El magnate ruso disfrutóde comida italiana, regada por los mejores vinos en compañía de su novia, Daria Zhukova, su hijo Arkadi y tres amigos

El magnate ruso Roman Abramovich, propietario del Chelsea, no se preocupa demasiado por la factura de los restaurantes cuando se trata de disfrutar de uno de los mejores almuerzos que uno pueda imaginar. El multimillonario salió a comer el pasado viernes con su novia, la ex modelo y diseñadora rusa Daria Zhukova, su hijo Arkadi y tres amigos. Para esta reunión informal eligieron el exclusivo resturante de comida italiana Nello, situado en la lujosa zona del Upper East Side, en Nueva York.

null

Al parecer, Roman no dudó en pedir los platos más exquisitos y deleitarse con los mejores vinos. Y es que, en lo que al paladar se refiere, el magnate no escatima en presupuesto para probar un menú de lo más refinado. Nello Balan, propietario del distinguido restaurante, aseguró al diario británico que cuando Roman comenzó a pedir al camarero estaba claro que "la perfección y exquisitez de los platos era su preferencia y no el precio".

El propietario del local afirmaba que entre sus peticiones figuraba una lista con algunos de los mejores vinos del mundo y las mejores carnes, mariscos y pastas. Dos botellas de vino Château Petrus, tres botellas de La Tache Romanée Conti y dos grandes botellas de champán Cristal rosado fueron las peticiones del magnate ruso. Estos exclusivos vinos hicieron que la cifra gastada sólo en bebida ascendiera a más de 23.000 euros. Para Daria, que está embarazada de siete meses y no puede beber alcohol, Roman pidió el mejor agua mineral que tenían en el restaurante, pagando la botella a más de 12 euros.


En cuanto a la comida, el multimillonario comenzó con carpaccio de trufa blanca, seguida de milanesa de ternera y Tagliolini con trufa. De postre, optó por uno elaborado con tiramisú, aunque según aseguran los allí presentes tan sólo dio un par de bocados. Con el vino, al parecer, sucedió lo mismo. Después de probar el vino de cada botella, regaló, generosamente, el resto de las botellas, que estaban practicamente llenas, a los demás comensales que se encontraban en el restaurante.

Quizá Roman Abramovich estuviera ya celebrando la que será su sexta paternidad. El bebé, que nacerá este otoño, será el sexto para el empresario, que ya es padre de dos chicos y tres chicas fruto de su matrimonio con su ex mujer, Irina, y el primero para su novia. La pareja se conoció hace tres años durante una fiesta de Año Nuevo organizada por el padre de Daria. Sin embargo, no comenzaron a salir hasta que él se separó de su segunda mujer, Irina, después de 16 años de matrimonio.

Más sobre

Regístrate para comentar