La baronesa Thyssen y la duquesa de Alba, dos amigas unidas por el arte

Carmen Cervera visitó el Museo de Bellas Artes de Sevilla acompañada por doña Cayetana para ver 'la colección de la casa de Alba' y después fuero a almorzar al Palacio de Las Dueñas

La duquesa de Alba recibió el pasado jueves una visita muy especial en el Palacio de Las Dueñas, la de su amiga la baronesa Thyssen, quien estaba deseando conocer ‘la colección de la Casa de Alba’, expuesta en el Museo de Bellas Artes de Sevilla hasta el próximo diez de enero. Además de tener títulos nobiliarios, las dos tienen en común su pasión por el arte y juntas recorrieron las salas donde están expuestas las cuarenta obras de arte de los diferentes pintores que conforman la colección privada de Cayetana de Alba.

La baronesa Thyssen llegó procedente de Málaga donde el día anterior le entregaron la biznaga de Plata por su contribución a la mejora del centro histórico y se mostró “muy agradecida” por la entrega de este galardón, una distinción que para ella es “muy importante”. La Duquesa la esperó en el Palacio de Las Dueñas para partir juntas hacia el museo y enseñarle personalmente toda la exposición, en la que doña Cayetana es protagonista de algunos de los cuadros en los que fue retratada por autores tan prestigiosos como fueron Mariano Benlliure o Zuloaga.

La duquesa de Alba, lució un elegante vestido hippie que combinó con originales complementos, un estilo al que nos tiene acostumbrada en sus últimas apariciones. Por su parte la baronesa Thyssen eligió un cómodo atuendo con un abrigo de punto en blanco roto con un largo foulard en lila y unas botas de piel color camel.

Después de ejercer de cicerone de la baronesa Thyssen en el museo de Bellas Artes en Sevilla, la duquesa de Alba, feliz y encantada con la visita, quiso invitarla al Palacio de Las Dueñas. Disfrutaron de un almuerzo en la más estricta intimidad. Tan solo fueron tres comensales: doña Cayetana, Carmen Thyssen y Mercedes Lasarte, pintora y gran amiga de la baronesa, que también pudo disfrutar de esta impresionante colección de obras pictóricas.

 A la salida del almuerzo pudimos conversar con la baronesa Thyssen, quien amablemente contestó a nuestras preguntas.
- ¿Qué le ha parecido la colección de la Casa de Alba?
Impresionante. Algunos cuadros me han dado mucha envidia, pero me quedo con la belleza y la calidad de los mismos. Todos y cada uno de ellos son una preciosidad, la verdad. Es una verdadera exposición de obras de arte.
- ¿Qué tal el almuerzo con doña Cayetana?
Ha sido un almuerzo distendido, lo hemos pasado muy bien. La duquesa es una mujer fantástica.
- Doña Cayetana le ha enseñado el palacio personalmente ¿qué le ha parecido?
El lugar del palacio de Las Dueñas es único en el mundo, es divino, es todo espectacular. Es una preciosidad, no hay otro igual, es único en el mundo. La duquesa me ha enseñado todo el palacio y es impresionante. Me voy encantada y feliz. Además me gusta mucho Sevilla, con locura, siempre Sevilla, como no.

Por su parte, Cayetana Fitz-James Stuart manifestó que estaba encantada de que Carmen Thyssen hubiese viajado a Sevilla a visitar la colección. “Estoy muy feliz y encantada de haber podido acompañarla y enseñarle toda la colección personalmente”. Muy amable con la prensa que la esperaba a la salida del acto, dijo con el humor que le caracteriza (dirigiéndose a los periodistas): deberíais haber entrado pero sin cámaras.

Más sobre: