Ana Obregón pide perdón en público a Cayetano Martínez de Irujo: 'Me daba más pena hacerle daño que acabar en la cárcel'

La actriz ha leído esta tarde el comunicado supervisado por el Conde de Salvatierra con el que se disculpa por las graves acusaciones que realizó sobre él en televisión hace diez años

Han sido diez largos años de enfrentamiento judicial que hoy han visto su desenlace en Madrid. Cumpliendo con lo pactado por los abogados de ambas partes, Ana García Obregón ha comparecido ante los medios de comunicación, a las 19’00 horas en el hotel Santo Mauro de la capital, para leer el comunicado con el que ha pedido perdón en público a Cayetano Martínez de Irujo por las graves acusaciones que vertió contra él en televisión.

El 8 de marzo de 1999, en el programa Crónicas Marcianas de Telecinco, la actriz y bióloga acusó al Conde de Salvatierra de tráfico de drogas. Ana dijo entonces que el hijo de la Duquesa de Alba tenía la intención de colocar un paquete de droga en la maleta del padre de su hijo, Alessandro Lequio. Ante estas graves acusaciones y dispuesto a que cayera sobre ella todo el peso de la ley, Cayetano pidió para la actriz cinco años de prisión por delitos de injurias, calumnias y revelación de secretos.

A pesar de que Obregón expresó en más de una ocasión que “sentía mucho el daño que le había causado” y que “se había estado arrepintiendo estos diez años”, Martínez de Irujo continuó su lucha en los juzgados por considerar que las manifestaciones de la actriz habían producido un daño irreparable y habían mancillado su honor. Sin embargo, los abogados de ambas partes han evitado llegar a juicio gracias a un acuerdo por el que Ana ha tenido que pedir disculpas públicamente y retractarse de las acusaciones vertidas contra el hijo de la Duquesa.

Vestida completamente de negro, con un vestido ajustado hasta la rodilla y una chaqueta, y acompañada por su abogado Javier Saavedra y el de Cayetano, Marcos García Montes, la actriz ha leído esta tarde ante los medios el comunicado, que reproducimos íntegramente a continuación:


COMUNICADO

Con fecha de 8 de mayo de 1999, en el programa Crónicas Marcianas de Telecinco, acusé de manera injusta y como posteriormente se demostró sin base alguna a Cayetano Martínez de Irujo Fitz James Stuart en base a unas informaciones que me fueron suministradas mediante una cinta con objeto de perjudicar a Cayetano y a mí misma.

Estas manifestaciones fueron reproducidas en el programa "Gente" de TVE y en las revistas "Semana" y "Sorpresa".

Las afirmaciones, que se demostraron absolutamente inveraces y sin base alguna, han producido en la imagen pública y privada de Cayetano Martínez de Irujo un daño, al ver vulnerado su honor, imagen e intimidad personal y familiar.

Cayetano Martínez de Irujo formuló querella por diferentes delitos que correspondieron al Juzgado de Instrucción nº1 de Esplugues de Llobregat.

Por todo ello, pido perdón públicamente, reconociendo la inveracidad de mis manifestaciones y la errónea imputación de hechos delictivos a Cayetano Martínez de Irujo; esto se debió a que ciertas personas, de manera falaz, me hicieron creer erróneamente que se le podía causar grave daño al padre de mi hijo.



Tras la lectura, Ana ha confesado sobre su comparecencia en público que "una lección de humildad viene bien a todo el mundo". "Siento un arrepentimiento brutal y espero que me perdone", ha dicho dirigiéndose al Conde de Salvatierra, quien no ha podido acudir a este encuentro con los periodistas por encontrarse compitiendo en Marruecos. "Hablé con él ayer y está muy contento porque se cierra una página desgraciada y negra de su vida", ha declarado su abogado, Marcos García Montes. "Ha habido buena voluntad por parte de todos y él se da por satisfecho con este acuerdo" añadió. Según ha dicho, el proceso se cerrará judicialmente en siete u ocho días.

Javier Saavedra, abogado de Ana, también ha hecho unas declaraciones en las que ha ensalzado a su denfendida al asegurar que "la gente es mucho más grande cuando sabe reconocer sus errores".

Respondiendo a las preguntas de los medios, Ana ha confesado que "lo que más me dolía era haberle hecho daño a Cayetano". "Fue una trampa, me manipularon y lo único que hice fue defender al padre de mi hijo, a quien quise, quiero y querré siempre. Él sabe que lo voy a defender siempre a capa y espada y debe estar feliz". Y añadió: "Por defender a los demás siempre me meto en líos, pero he aprendido a pensar las cosas dos veces antes de decirlas".

La actriz, que prepara dos proyectos con los que está muy ilusionada, ha comentado que desde hace un año "siente la necesidad de estar en paz". "Hay gente que me tendría que pedir perdón a mí, pero estoy dispuesta a llevarme bien con todo el mundo". Prueba de ello es que ha recuperado su amistad con Micky Molina y ha hecho las paces con Teresa Bueyes, abogada de Darek. Aunque, esquivando preguntas sobre si piensa reconciliarse con el polaco, Ana ha concluido la rueda de prensa diciendo que "no sabe ni quien es".

Más sobre: