Jenson Button: el hombre más atractivo y más rápido de los circuitos de Fórmula 1

El piloto británico se proclamó el pasado domingo campeón del mundo

Ya tenía el título de guapo de los circuitos de la Fórmula 1, y desde el domingo tiene otro más importante: el de Campeón de Mundo. Después de pasar nueve años sin pena ni gloria en este deporte, Jenson Button consiguió proclamarse ayer vencedor del mundial en el brasileño circuito de Interlagos, sin duda, un circuito que recordará el resto de su vida. “Prometedor”, era el adjetivo que le acompañaba desde que se subió por primera vez a un monoplaza, pero ahora le acompañará el adjetivo “imparable”. Esta temporada ha sido el número uno desde su inicio y muy pocos han sido los afortunados que le han visto en su retrovisor, ya que el primer escalafón de los podios se ha convertido en su segunda casa. Pero su andadura hasta lo más alto de este deporte no ha sido un camino de rosas.

Los meses previos al inicio del campeonato del mundo estuvieron llenos de incertidumbres. Tras la marcha de Honda de la Fórmula 1, su anterior escudería, el piloto inglés se vio en el paro. Pero la suerte le sonrió, y en su caso, esta suerte tiene nombre y apellido: su compatriota Ross Brawn, quien compró Honda y contó con Button como primer piloto de su nueva escudería, Brawn GP. Aunque el ingeniero británico no es el único talismán de Jenson Button, también cuenta con la espectacular Jessica Michibata, su novia y fan número uno.

Jessica es una modelo nacida en Japón, de madre japonesa y padre argentino y se ha convertido en una de las mujeres más envidiadas del momento, ya que, hasta la fecha, Button había brillado más por fama de rompecorazones fuera de las pistas, que por sus éxitos deportivos y es uno de los solteros de oro del momento de Inglaterra. Estuvo a punto estuvo de pasar por el altar en 2005, con Louise Griffiths, actriz y cantante, además de dedicarse a la música, pero dos meses antes de darse el “sí quiero”, sus pendieron la boda.

Button no quiso que Jessica estuviera en Interlagos
A Jessica le gusta acompañar a su novio en cada uno de los circuitos y seguir todo lo que hace desde los boxes junto al resto del equipo, menos en esta última carrera, en al que Jenson le pidió que no fuera para poder concentrarse al cien por cien. Y parece que surtió efecto

Siempre pensó que después de tantos años al volante, - debutó en la Fórmula 1 en 2000 -, ya era muy difícil ser campeón, pero su sueño se hizo realidad. "Amo ganar, pero nunca pensé que podría ser campeón de F-1. Es algo muy difícil, necesitas el mejor coche, mucha suerte y te enfrentas a los mejores. Pero mira, ¡soy campeón del mundo!", dijo al hacerse con la victoria.

Lleno de emoción, Button cruzó ayer la línea de meta como campeón y al bajar de su monoplaza quiso agradecer a su familia y a su novia todo el apoyo que le han dado en sus horas más bajas y brindarle su victoria, un triunfo que le llega a los 29 años: “Quiero dar las gracias a mi familia y a Jessica. Os quiero, esto es para vosotros”.

Más sobre: