Michelle Obama despide a las Primeras Damas de la Cumbre del G-20

Sonsoles Espinosa y Carla Bruni no faltaron en la foto de familia de las esposas de los mandatarios que estuvieron en Pittsburgh

null

Durante la última jornada de la Cumbre del G-20 en Pittsburgh las Primeras Damas asistentes se hicieron la tradicional fotografía de grupo en ausencia de sus maridos. La instantánea estuvo presidida por Michelle Obama, esposa del mandatario del país anfitrión. La mujer del Presidente de Estados Unidos despidió con un enérgico discurso de agradecimiento a sus homólogas. Pocas horas antes de que cada una regresase a su respectivo país, fue posible ver reunidas a tres Primeras Damas tan diferentes como Michelle Obama, Carla Bruni y Sonsoles Espinosa. Ambas escogieron estilismos bien distintos: la anfitriona optó por un vestido a media pierna con estampados geométricos en blanco, negro y azul.

null

Carla volvió a hacer una vez más gala de su chic francés y lució un conjunto de vestido y chaqueta en color negro. Ésta fue una de las pocas ocasiones en que la Primera Dama gala se permitió llevar calzado con un poco de tacón. La esposa de José Luis Rodríguez  Zapatero, por su parte, volvió a dar una lección de sobriedad con un conjunto de chaqueta y pantalón en tonos grises y negros. Otras de las consortes que también acudieron, junto a sus maridos, a la cumbre de Pensilvania fueron las esposas de los presidentes de Australia, Portugal, Suecia, Canadá, Inglaterra, Japón, Sudáfrica, Corea, México, Brasil, Indonesia, Rusia, Turquía o India, entre otras.

Los detalles de Michelle

La mujer de Barack Obama preparó para sus homólogas una jornada llena de actividades y regalos. Todas ellas acudieron al Centro de Artes Creativas e Interpretación de Pittsburgh, donde más de 800 alumnos estudian danza, música, literatura y otras artes. Allí pudieron ser testigos de varias clases y disfrutar de algunas actuaciones. Más tarde visitaron el museo dedicado al genial artista Andy Warhol, oriundo de esta ciudad. Pero no sólo estas dos visitas hicieron inolvidable para las Primeras Damas este viaje a Estados Unidos. Michelle les regaló a cada una un juego de té inspirado en el que usó la familia de Abraham Lincoln y un bote con la primera miel que ha obtenido de las colmenas que ella misma mandó instalar en los jardines de la Casa Blanca.

Más sobre

Regístrate para comentar