Eva González y Cecilia Gómez, las novias de los hermanos Rivera Ordóñez, les acompañaron en la Goyesca de Ronda

null

Ha sido un fin de semana lleno de acontecimientos para los hermanos Rivera Ordóñez. Francisco y Cayetano se han apoyado mutuamente en su cita taurina más especial. El coso de Ronda tiene un significado que va más allá de lo profesional para ambos. Así, ayer por la tarde, el pueblo de sus antepasados volvía a dar la bienvenida a los dos diestros. Aunque esta vez, Francisco Rivera asistió no como matador sino como empresario de la plaza y, sobre todo, como hermano. En esta ocasión, Cayetano compartió cartel con José María Manzanares y Miguel Ángel Perera. Vestido con un diseño de Armani en tono malva, Cayetano se convirtió en el protagonista indiscutible de la corrida Goyesca de Ronda. Desde el tendido siguió cada una de las faenas su novia, la modelo Eva González, que se mostró sonriente y relajada a pesar de los nervios lógicos de ser la pareja de un torero.

null

La faena se saldó con tres orejas para el diestro y la salida por la puerta grande, a hombros y junto a sus dos compañeros de cartel que también vivieron una tarde de gloria. Pero, sin duda, uno de los momentos más entrañables para Cayetano fue cuando dio la vuelta al ruedo junto a Cayetana Rivera, hija de su hermano Francisco y de Eugenia Martínez de Irujo. Muy de cerca no perdía detalle del festejo la bailarina Cecilia Gómez, la joven en la que muchos ven ya a la dueña del corazón del hijo mayor de Paquirri. Últimamente son inseparables, se han dejado ver juntos en la playa y él ha ido a ver algunas de sus representaciones. Así, la presencia de Cecilia en un día tan señalado para Francisco no hace sino intensificar los rumores que apuntan a una posible relación sentimental entre ambos.

null

Pero Eva y Cecilia no fueron las únicas que aplaudieron a Cayetano en cada uno de sus pases. Su fan más incondicional, la Duquesa de Alba, no faltó a su cita habitual con el coso rondeño. Doña Cayetana llegó acompañada de una amiga. Por el contrario, la madre de Jesulín de Ubrique, Carmen Bazán lo hizo sola, al igual que Carmen Lomana o Cari Lapique. Junto a su marido, el empresario Pedro Trapote, hizo su aparición Begoña García Vaquero. Y en compañía de un grupo de amigas acudió Beatriz de Orleans.

null

Nadie quería perderse una tarde llena de emoción, marcada con faenas para la historia, que culminó con un cariñoso abrazo entre los hermanos Rivera Ordóñez. La tía del torero Belén Ordóñez, los diseñadores Victorio y Lucchino y la ex Ministra de Fomento Magdalena Álvarez, entre otros, fueron testigos del inolvidable momento.

Más sobre

Regístrate para comentar