Jesulín de Ubrique y María José Campanario visitan a Humberto Janeiro en el Hospital de Jerez tras su operación

Víctor y Carmen, los otros dos hijos del patriarca de los Janeiro, también acudieron al centro clínico para interesarse por el estado de salud de su padre

"Ha salido todo muy bien, gracias a Dios, está estable y le darán el alta el viernes". Con estas palabras Jesulín de Ubrique contestaba ayer miércoles a los medios de comunicación a su salida del Hospital de Jerez, en Cádiz, donde había visitado a su padre después de que éste fuese operado con éxito para implantarle un marcapasos. El torero acudió al centro médico acompañado por su esposa, María José Campanario, que prefirió no hacer declaraciones y que fuese su marido quien atendiera amablemente a los periodistas.




Jesulín y María José, a su salida del hospital tras visitar a Humberto Janeiro


Aprovechando la amabilidad del diestro, la prensa le preguntó por el reportaje exclusivo que él y su mujer han dado esta semana a la revista ¡HOLA!, pero prefirió no hacer declaraciones al respecto. Lo que sí comentó antes de regresar a su finca de "Ambiciones" fue que el propio hospital sería el encargado de informar a través de un parte médico de las últimas novedades referentes al estado de salud de su padre, y agradeció la presencia de los medios en estos delicados momentos para toda su familia.




Víctor y Carmen Janeiro también acudieron a interesarse por la salud de su padre


Los otros dos hijos que aún no habían acudido a ver a su padre, Carmen y Víctor Janeiro, también fueron ayer al Hospital de Jerez para preocuparse por don Humberto y conocer cómo había salido la intervención. Los dos se marcharon juntos del centro. El otro hijo del patriarca de los Janeiro, Humberto, ya había estado en el hospital esa misma mañana.

Más sobre