La Duquesa de Alba pasa un relajado día de playa en Ibiza con su hija, Eugenia Martínez de Irujo, y sus tres nietos menores

Doña Cayetana almorzó en un chiringuito con la Duquesa de Montoro, su nieta Cayetana y sus nietos Luis y Amina, hijos de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova

La Duquesa de Alba continúa sus vacaciones en Ibiza, uno de sus destinos favoritos para pasar el verano. Mientras apura sus últimos días en la isla Pitiusa, doña Cayetana ha podido disfrutar de una tranquila y familiar jornada en el mar con su hija, Eugenia Martínez de Irujo. Dado que la aristócrata llegó a la isla la semana pasada, ayer fue el primer día que la Duquesa de Montoro pudo reunirse con ella. Madre e hija decidieron almorzar juntas en un chiringuito de la playa que suele visitar doña Cayetana.


null

Eugenia Martínez de Irujo se reunió con su madre para almorzar


La Duquesa contó con la compañía de su nieta Cayetana, hija de Eugenia y de Francisco Rivera, así como los hijos de Cayetano Martínez de Irujo y Genoveva Casanova, Luis y Amina, que pasan unos días con su abuela y quienes también estuvieron presentes durante la comida en el chiringuito. Al terminar de almorzar, y después de que los niños acapararan en todo momento la atención de las dos mujeres, Cayetana y Eugenia abandonaron el lugar para continuar con sus respectivos planes en Ibiza cada una por su cuenta.




La Duquesa de Montoro salió a navegar con unos amigos


Eugenia decidió salir a navegar. Vestida con una camiseta negra de tirantes, gafas de sol y un pareo para protegerse del sol, la Duquesa de Montoro embarcó en una lancha con unos amigos sin despegarse del teléfono móvil en ningún momento. Su madre, en cambio, optó por aprovechar la tarde con los niños en la playa de Cala Salada, donde tiene su residencia ibicenca. 

La Duquesa de Alba, que tras la operación a la que se sometió goza de un envidiable estado de salud, aprovecha siempre que puede el tiempo que pasa con sus nietos y esta vez no ha sido una excepción. Junto a ellos la vimos relajada bajo la sombrilla y luciendo tipo con un bikini de colores, mientras los pequeños se divertían jugando en la arena o mirando los barcos con unos prismáticos.




La Duquesa de Alba disfrutó con sus nietos al borde del mar


Doña Cayetana ha demostrado nuevamente que atraviesa una de sus mejores etapas. No sólo está estupenda de salud tras haberse sometido a una delicada operación para reducir la hidrocefalia que sufría, si no que gracias al cariño de Alfonso Díez ha recuperado la ilusión y se muestra cada día más rejuvenecida y revitalizada. Se desconoce si el funcionario volverá a reunirse con ella tras el día de playa que ambos pasaron en Cádiz hace unas semanas. Mientras tanto, la Duquesa pasa el tiempo en Ibiza al borde del mar o saliendo a comprar por los mercadillos “hippies” de la isla.

Más sobre

Regístrate para comentar