Se acentúan los rumores de separación de Adriana Abascal y Juan Villalonga

La separación de la bella mexicana Adriana Abascal y el empresario español Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica, que contrajeron matrimonio en Los Ángeles el 30 de junio de 2001, parece más real que nunca. Los rumores de que estaban atravesando una crisis surgieron hace unos días en algún programa e televisión y el pasado fin de semana lo publicaba el diario El Mundo y, según parece, sus abogados están tramitando el divorcio.
Ninguno de los dos ha hecho, hasta el momento, comentario alguno sobre su nueva situación, ni para confirmarlo ni para desmentirlo. Sin embargo, según círculos cercanos a la pareja, la decisión la tomaron hace unos meses y fue de mutuo acuerdo. Juan Villalonga tiene 56 años y Adriana Abascal, 38. Fruto de su matrimonio nacieron tres hijos: Paulina, la mayor que tiene nueve años; Diego, de cuatro y Jimena, la pequeña de dos. El empresario estuvo anteriormente casado con Concha Tallada con quién tiene a sus tres hijos mayores.

 Aunque Adriana tiene su residencia en Londres, donde vive con sus tres hijos, sus viajes la han traído con cierta frecuencia a España, donde tiene numerosas amistades. El pasado mes de junio posaba para la revista ¡HOLA! mostrando la moda más refrescante y sofisticada para el verano y en una entrevista exlcusiva confesaba: “Lo más importante para mi son mis tres hijos y mi marido, y eso, unido a lo que estoy logrando con mi trabajo, me hace decir que estoy en un momento fantástico de mi vida” pero con estas últimas noticias, las de sus separación, las cosas, evidentemente, han cambiado en el matrimonio. No se conocen, ni a través de personas más o menos cercanas a la pareja, las causas exactas de su distanciamiento, pero sí se asegura que no ha habido terceras personas.

Más sobre: