Athina Onassis desmiente que haya puesto en venta la isla de Skorpios

'Está muy dolida con la noticia de que quería vender Skorpios, isla que está relacionada con una parte de la vida que no vivió y que no le dejaron disfrutar'

Athina Onassis la multimillonaria nieta del magnate Aristóteles Onassis y herederera, a través de su madre, de la inmensa fortuna del armador, ha hecho saber a través del cónsul honorario de Grecia en Brasil, Costas Kotronakis, que no es cierto que tenga puesta en venta, por 110 millones de euros, la isla de Skorpios.

 La isla fue comprada al Gobierno griego por su abuelo en 1963 y se convirtió en la perla del imperio del legendario magnate. En ella vivió con la diva María Callas, se casó con Jacqueline Kennedy y en la isla descansan sus restos mortales y los de sus dos hijos, Alexander y Cristina, la madre de Athina.
Nada más conocerse la noticia de la presunta puesta en venta de la isla, la prensa griega recordó que, en su testamento, Onassis, que falleció en 1975, dejó estipulado que Skorpios no se vendería y que, en caso de que sus herederos no pudieran pagar el mantenimiento de la isla –lo que, al parecer, le cuesta ahora a Athina millón y medio de euros al año-, ésta fuera regalada a la compañía aérea Olympic Airlines para lugar de vacaciones de los empleados de la compañía. El cónsul Kostronakis ha hecho saber que Athina “está muy dolida con la noticia de que quería vender Skorpios, isla que está relacionada con una parte de la vida que no vivió y que no le dejaron disfrutar”.

Athina vive actualmente entre Brasil y Suiza, de ahí que haya optado por el cónsul griego en Brasil para negar la noticia. Tras casarse con el jinete brasileño Doda Miranda se instaló en Sao Paulo donde lleva una vida de lo más normal y alejada de ostentaciones. Al casarse renunció a su apellido paterno, Roussel, y adoptó el materno, Onassis. Desde la muerte de su madre, cuando tenía tres años, se crió con su padre, Thierry Roussel, la esposa de éste y tres hermanastros. Sin embargo, al cumplir los 18 años rompió práctimente toda relación con su padre que no asistió a su boda.

Más sobre

Regístrate para comentar