Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas descansan en Sotogrande junto a su hija, Eugenia

La feliz familia, que reside en Venezuela, ha viajado a nuestro país para pasar unos días de vacaciones en Marbella y Cádiz

La localidad de Sotogrande ha recibido estas últimas semanas la visita de algunos personajes conocidos que han elegido este lugar de la costa gaditana para disfrutar de sus vacaciones. Así, si en días anteriores hemos visto allí a la modelo Inés Sastre o a la periodista Ana Rosa Quintana, este fin de semana quien se ha dejado ver relajado y en familia ha sido Luís Alfonso de Borbón. El Duque de Anjou y su esposa, Margarita Vargas, han elegido nuestro país para descansar antes de regresar a Venezuela, país de origen de Margarita y donde residen el resto del año. Junto a su hija Eugenia, de dos años, el matrimonio pasó unos días en Marbella antes de desplazarse a Cádiz con su pequeña.


null


El hijo de Carmen Martínez-Bordíu es un gran aficionado al polo, deporte que practica habitualmente, y precisamente en Sotogrande ha podido asistir a un partido en compañía de los suyos. Luís Alfonso y Margarita acudieron con la niña a la final de la Copa de Plata del Torneo Internacional de Polo, un evento que adquiere mayor prestigio con cada edición. La pequeña Eugenia, que hizo las delicias de todos los presentes, lo pasó en grande con sus orgullosos papás. El Duque de Anjou tuvo ocasión de saludar a numerosos amigos en el Club de Polo de Sotogrande, mientras Margarita estaba pendiente de Eugenia, que no paraba de ir de acá para allá y de querer jugar con todo. Al final, sus padres le compraron un taco de polo con el que estaba encantada. Y es que la pequeña es la auténtica debilidad de su padre, quien en ocasiones reía a carcajadas con las ocurrencias de su hija y con el carácter tan divertido que tiene.



Luís Alfonso y Margarita veranean con la familia de ella en las costas de Cádiz, donde además de acudir al torneo de polo han podido disfrutar del sol y del mar.  Tras una divertida jornada playera, la pareja dio un romántico paseo por las calles de Sotogrande. Luís Alfonso, que está hecho todo un padrazo, llevaba en una mano los juguetes playeros de la pequeña Eugenia, mientras que con la otra cogía cariñosamente a su mujer.



Ya son pocas las jornadas que les quedan en España, pues Luís Alfonso debe incorporarse a su puesto en el Banco Occidental de Descuento en Venezuela. Allí se espera que celebren, el próximo mes de noviembre, su aniversario de boda. Y es que, cinco años después de darse el "sí, quiero", el matrimonio está tan enamorado como el primer día.

Más sobre