Cristiano Ronaldo ya tiene casa en Madrid: un chalé valorado en 10 millones de euros

A Cristiano Ronaldo no le ha costado mucho tiempo encontrar la casa de sus sueños en Madrid. En esto no se parece en nada a David Beckham que primero vivió varios meses en el hotel Santo Mauro de Madrid, después alquiló la casa de la presentadora Ana García Siñeriz, en la finca La Escorzonera, y por último se trasladó a una casa en La Moraleja. Los Beckham no terminaban de encontrar una residencia a su gusto en Madrid. CR9, en cambio, sólo ha necesitado tres semanas para decidirse por la que va a ser su casa en Madrid.

El mundo.es adelantaba ayer que la casa elegida estaba en la exclusiva y muy protegida urbanización La Finda.   Según ha podido saber hola.com, Cristiano tenía casi cerrada la operación de compra de una casa en La Moraleja (más cerca del campo de entrenamiento) si bien a última hora ha cambiado de opinión y dicen que en este cambio ha influido mucho alguno de sus compañeros de equipo. Otro futbolista del Real Madrid, le habría aconsejado la privacidad de La Finca, una exclusiva urbanización en Pozuelo de Alarcón en la que también viven otros personajes conocidos como Carlos Sainz, Lydia Bosch y Genoveva Casanova.

El precio de venta del chalé por el que se ha decidido el fichaje estrella del Real Madrid es de diez millones de euros si bien él habría optado por un alquiler con opción a compra por el que pagaría 20.000 euros mensuales. Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, pagó 96 millones de euros al Manchester por el jugador y el portugués tiene una ficha de 13 millones anuales netos sólo por el club de fútbol, a parte van sus compromisos publicitarios. Así que el desembolso de los diez millones de euros no le suspondrían ningún problema. Ronaldo visitó varias casas antes de decidirse, no sólo chalés sino también un ático en el barrio de Chamberí, justo enfrente de las habitaciones que David Beckham ocupó cuando se alojaba en el hotel Santo Mauro. Cristiano ha sido en todo momento muy agradable, cercano y educado y, como no, todas sus salidas recorriendo estas maravillosas mansiones han sido seguidas por un séquito de paparazzis.

Más sobre: