John John Kennedy: diez años después de su muerte

Se convirtió en leyenda cuando hace una década perdió la vida en la avioneta que él mismo pilotaba

 

null

El mundo enmudecíó cuando el 17 de julio de 1999 los informativos daban la noticia de la trágica muerte de John John Kennedy. El hijo del 35º Presidente de Estados Unidos y de Jackie Kennedy pasaba a formar parte de la oscura leyenda del clan. A sus 38 años era uno de los editores más poderosos de Nueva York y su vida parecía un auténtico cuento de hadas. Sin embargo, un fatal viaje en avioneta acabó con quien muchos consideraban 'el Príncipe' de Estados Unidos.

 Se dirigia a la boda de una prima en la residencia familiar Cape Cod pero nunca llegaría. Él mismo pilotaba la avioneta en la que iba. A bordo también estaba su esposa, Carolyn Bessette y su cuñada Lauren. Cuando apenas quedaban 12 kilometros para tomar tierra, se perdió la pista de la nave en el Oceáno Atlántico. Como causa del accidente se apuntó a la escasa experiencia de Kennedy pilotando de noche y con malas condiciones atmosféricas. Las labores de rastreo fueron intensas y costosas.

El mismo Presidente Bill Clinton hizo todo lo posible para que se diera cuanto antes con el paradero de los tres desaparecidos. Casi 72 horas y algunas prospecciones submarinas fueron necesarias para dar con ellos en las inmediaciones de la exclusiva zona de Martha' s Vineyard (Massachusetts). Tras la recuperación de los cuerpos, la familia Kennedy cerró filas en torno al asunto y no han trascendido muchos más datos.

Nacido para la gloria

null

Sin embargo, fue inevitable la curiosidad y la tristeza a escala planetaria. Era demasiado difícil aceptar que el hijo de la 'Reina del glamour' y uno de los presidentes más carismáticos desapareciera de aquella forma. Así pues, John John Kennedy murió como lo hacen todos los que se convierten en mitos: jóvenes, apuestos y rodeados de éxito. Con menos de 40 años, era el fundador de George, una de las revistas de referencia del momento. A pesar de que había estudiado Derecho e Historia, no se sintió llamado por la Política como muchos integrantes de su familia.

null

Su protagonismo en los medios vino dado, sobre todo, por su maestría para rodearse de algunas de las mujeres más deseadas, como Madonna, Brooke Shields o Daryl Hannah. Sin embargo, fue la exquisita Carolyn Bessette, publicista de Calvin Klein, la que consiguió que dejase de ser un solteros de oro. Parecía que tenía todo para llevar una vida idílica, cuando la llamada 'Maldición de los Kennedy' regresó de nuevo...

Más sobre: