La infanta Elena se rinde al ritmo de Madonna

Luis Medina, Arancha de Benito, Guti y Soraya, entre otros, acudieron al concierto de la cantante en el Vicente Calderón, en Madrid

Diecinueve años, y se dice pronto, han tenido que esperar sus fans para verla de nuevo en Madrid y por eso, en el estadio Vicente Calderón, no faltó ninguno de sus incondicionales. Madonna acudió a su segunda cita con el público español (la primera fue en Barcelona el pasado martes) con energía y sus grandes temas bajo el brazo, dispuesta a conseguir que, quien más y quien menos, se moviera a su ritmo.

 

null



Con su inconfundible body negro y su sombrero de copa, símbolos de esta gira Sticky & Sweet, sentada en su trono de reina y con los acordes de Candy Store sonando de fondo, hizo su entrada la artista que demostró, una vez más, que la edad no está reñida con una buena forma física. Aunque el estadio no se llenó por completo (el precio de las entradas oscilaba entre los 100 y los 400 euros), los que acudieron aplaudieron y bailaron sin parar.

 



Entre el público se descubrieron muchas caras conocidas como la infanta Elena, vestida de modo cómodo y con un semi recogido con bucles con el que estaba muy favorecida. El tenista Feliciano López, Gonzalo Miró, Luis Medina y la cantante Soraya tampoco se quisieron perder el espectáculo. El futbolista del Real Madrid, Guti, coincidió con su ex mujer Arancha de Benito, con la que mantiene una cordial relación, y con Alejandra Rojas y Eva Amaral que también estaban entre el público.

 

null



A los fans aún les queda una oportunidad para ver a Madonna, el día 25 en Zaragoza, aunque habrá que esperar hasta septiembre para tener en las manos su primer recopilatorio en treinta años de carrera, Celebration.

Más sobre: