El futbolista Fernando Torres y su esposa, Olalla Domínguez, han sido padres por primera vez

El bebé, una niña que pesó al nacer 3 kilos y 750 gramos y a la que han llamado Nora, ha venido al mundo en el Hospital Policlínico La Rosaleda de Santiago de Compostela

Fernando Torres ya es papá. El futbolista y su esposa, Olalla Domínguez, han dado la bienvenida al mundo a su primer hijo, una niña que ha nacido este miércoles a las 10.30 horas en el Hospital Policlínico La Rosaleda de Santiago de Compostela. La pequeña, a la que llamarán Nora, pesó al nacer 3 kilos y 750 gramos y tanto ella como la madre se encuentran en perfecto estado, según informa El Correo Gallego.

Tal y como informa el diario en su edición digital, el parto fue programado y asistido por la doctora Carmen Álvarez. Al parecer Fernando y Olalla, que se encontraban desde los últimos diez días en casa de los padres de ella en el barrio de San Lázaro, han contratado seguridad privada para no alterar la tranquilidad de la planta de maternidad del hospital.

El jugador del Liverpool y de la selección española se casó por sorpresa y en la intimidad el pasado 27 de mayo con su novia de toda la vida, una boda civil que se celebró en el Ayuntamiento de El Escorial, en Madrid. El enlace puso el broche de oro a diez años de relación, pues Fernando y Olalla, ambos de 24 años, se conocieron siendo niños cuando sus familias veraneaban en la playa de Estorde, en Costa da Morte (A Coruña).

En el año 2001, el deportista y su novia se trasladaron a vivir a Madrid. Seis años después, al ser fichado él por la liga inglesa, se marcharon a Liverpool, donde residen. Su traslado no le impidió a Olalla continuar sus estudios y desde allí cursa Educación Social por la UNED.

Más sobre: