Feliciano López acompaña a María José Suárez a la boda de su hermana Raquel

El tenista y la modelo, que parecen haberse dado otra oportunidad, asistieron al enlace en la localidad natal de la novia, Coria del Río, Sevilla

¿Reconciliación a la vista? Aunque siguen jugando al despiste, la presencia de Feliciano López en la boda de la hermana de María José Suárez así parece confirmarlo. La pareja, que en los últimos tres años ha protagonizado una relación de idas y venidas, anunció su segunda ruptura a finales del año pasado pero en los últimos meses han sido vistos juntos en varias ocasiones, como en partidos de tenis a los que María José acudía para animar al deportista. La última ha ocurrido este fin de semana, pero no ha tenido lugar por motivos deportivos sino por una ocasión más íntima y familiar: el enlace de la hermana menor de María José, la segunda de las cuatro hermanas Suárez y la primera en casarse.


null


Raquel Suárez Benítez contrajo matrimonio civil con Juan Manuel Suárez en una ceremonia celebrada el sábado en “El Esturio”, un restaurante situado junto al Guadalquivir en Coria del Río, localidad sevillana de donde es toda la familia de María José. El novio llegó al lugar de la celebración a las ocho y media de la tarde con su madre y madrina, Luisa García, y quince minutos después lo hacía la novia del brazo de su padre, Sebastián Suárez. Durante la ceremonia civil, que duró aproximadamente media hora y fue oficiada por el alcalde de Coria del Río, José Vicente Franco, las hermanas de la novia leyeron unas palabras que emocionaron a los presentes, familiares y amigos, algunos de los cuales no pudieron evitar derramar algunas lágrimas.



Raquel lució un vestido palabra de honor de Hannibal Laguna con un adorno central en pedrería de donde salían los tirantes para dejar la espalda al descubierto. La novia fue peinada por el peluquero sevillano Paco Cerrato, que le recogió el pelo en un espectacular moño, y llevaba un sencillo ramo de rosas blancas. Sus hermanas –María José, Carmen y María Dolores- fueron vestidas por Rosa Clará. La ex Miss España estaba espectacular con un vestido largo en color verde con generoso escote. Su madre, María José Benítez, llevó un diseño de Manolo Giraldo, amigo personal de María José.



Una vez convertidos en marido y mujer, Raquel y José Manuel celebraron junto a sus invitados el tradicional banquete nupcial en el mismo restaurante donde se celebró la ceremonia civil, con una decoración inspirada en el campo compuesta a base de yedra, lilium blanco y longim blanco, que corrió a cargo de la floristería ‘La Estrella’. Como menú, la cena estuvo compuesta de un bouquet de ensalada, langostinos, vinagreta de caviar, solomillo de buey y milhojas de patata a graten con salsa de boletus, sorbete de fruta de la pasión y mouse de giandujar con crujiente de chocolate.

María José Suárez llegó a la ceremonia acompañada por “Feli”, como le llama cariñosamente, así como por el estilista Paco Cerrato y su íntima amiga Raquel Rodríguez, que acudió a la boda con un favorecedor vestido marrón chocolate. María José y Feliciano evitaron ser fotografiados juntos, y al percatarse de la presencia de fotógrafos el tenista se separó de ella para saludar a su familia, en la que es recibido como uno más. Aunque María José no quiso hablarnos de reconciliación, parece que se han vuelto a dar otra oportunidad. ¿A la tercera va la vencida? Sólo el tiempo lo dirá.

Más sobre: