23 JUNIO 2009

Un aparcamiento de aviones, una sala de baile de 600 metros, un estudio de grabación… los caprichos que los famosos tienen en sus casas

John Travolta, Paris Hilton, Donald Trump o Antonio Banderas son algunas de las celebridades que han dotado a sus hogares de los rasgos que más definen su personalidad

Dicen que la decoración y los enseres de una casa reflejan fielmente cómo son sus ocupantes. Cuando hablamos del más común de los “mortales”, esto lo apreciamos en los objetos que decoran las habitaciones, los muebles, los colores de paredes y techos… Pero si nos referimos a famosos con fortunas millonarias, entonces no sólo nos tenemos que quedar con todo lo anterior, sino que también podemos descubrir muchos rasgos de su estilo y personalidad prestando atención a los caprichos que hallamos en sus residencias.


nullVER GALERÍA

Casa de John Travolta en Florida

Uno de ellos es John Travolta. La estrella de Hollywood es un gran aficionado a los aviones, que le sirvieron de fuente de inspiración a la hora de diseñar su magnífica casa de Ocala, en Florida, según la sala de espera de un aeropuerto de los años cincuenta. La espectacular construcción de cemento y cristal de 837 metros cuadrados hace alarde de seis dormitorios, piscina exterior, campo de golf, dos hangares de tecnología puntera, una simulada torre de control y, lo más importante, una pista de despegue y aterrizaje de casi 2,4 kilómetros de largo para sus dos aviones “jet”. Sin duda, un antojo "de altura".


VER GALERÍA

Mansión de Paris Hilton en Beverly Hills

Paris Hilton tampoco se queda atrás. Su mansión de Beverly Hills, de estilo toscano y  que adquirió hace dos años por cinco millones de dólares, dispone de cinco dormitorios, zonas de esparcimiento tanto en interior como en el jardín, barbacoa, piscina y spa. SIn embargo, lo más sorprendente es que Paris no sólo pensó en ella a la hora de acondicionarla a su gusto, sino también en sus 13 mascotas. Así, la rica heredera creó para sus animales una réplica en miniatura de su mansión para que los canes disfruten de ella a sus anchas. Pero ahí no queda la cosa, ya que Paris también colocó en su interior muebles a escala para que a sus "hijos peludos" no les faltase de nada. Esta pequeña mansión canina cuenta además con un aparato de aire acondicionado, por si los perros se agobian con el sofocante calor de California, y una bomba de calor, por si el frío les pone la piel de gallina. Con estas extravagancias, Paris ha conseguido redefinir la expresión "¡Qué vida más perra!".


VER GALERÍA

Mar-a-Lago, propiedad de Donald Trump en Florida

Caprichos algo más normales nos encontramos en Mar-a-Lago, la mansión histórica más bella de Estados Unidos, ubicada en la exclusiva zona de Palm Beach (Florida). La fabulosa residencia pertenece al magnate Donald Trump y es la que eligió como marco para su boda con la modelo eslovena Melania Knauss. La casa, de color rosa flamenco y construida en 1927 en estilo morisco, dispone de 118 habitaciones, más de tres kilómetros de playa privada, pistas de tenis y balneario. Entre las riquezas que decoran la mansión destacan tapices italianos del siglo XVII, azulejos españoles del siglo XV y techos decorados con oro de veintidós quilates. Mar-a-Lago dispone además de su propio campo de golf y de un salón de baile de 600 metros cuadrados que Trump hizo construir para su boda. Una mesa de mármol de ocho metros de longitud, 12 chimeneas y tres refugios de guerra completan los más de diez kilómetros que ocupa la propiedad. ¿Alguien da más?


VER GALERÍA

Mansión de Antonio Banderas y Melanie Griffith en Los Ángeles 


Antonio Banderas y Melanie Griffith cuentan con un hogar mucho más práctico, cómodo y acogedor. Su mansión de Los Ángeles, situada en la exclusiva zona de Hancock Park, al Este de Hollywood, tiene seis mil metros cuadrados y su estilo es toscano-mediterráneo. Fue construida en 1925 por el arquitecto George Kauffman, que hizo el Hoover Lake de Las Vegas, y la decoración corrió a cargo de Melanie, que pasó casi un año visitando tiendas de anticuarios de Los Ángeles. Algunos de los valiosos artesonados de los techos fueron llevados en piezas directamente desde España. Los lujos con los que cuenta la mansión son una piscina climatizada en el patio interior, un gimnasio perfectamente equipado en la planta superior de la vivienda y un estudio de grabación, en el que Antonio tiene diez guitarras y una mesa de cuarenta y ocho pistas.