Conozca los miedos de Woody Allen, Scarlett Johansson, David Beckham o Jennifer Aniston

Las alturas, los insectos, el desorden, los gérmenes, los espacios abiertos o cerrados... Los famosos de Hollywood también tienen fobias

Si nos paramos a pensar un momento, todos encontraremos algo que realmente nos disguste o nos dé miedo. Volar en avión, las alturas, permanecer en un sitio cerrado (o abierto), tener las cosas desordenadas... Aunque nos parezca que los famosos de Hollywood están hechos de otra pasta, son humanos y muchos de ellos tienen temores pero ¿cuáles son las fobias de cada uno de ellos?

null

Si buceamos y nos adentramos en el mundo de las celebridades, nos encontramos con que ellos mismos son quienes dan a conocer sus miedos. Es el caso de Uma Thurman, que no ha dudado en revelar su fobia a los espacios cerrados, algo a lo que tuvo que enfrentarse en una de las escenas de Kill Bill en la que es enterrada viva en una caja de madera. “Fue horroroso. A nadie le gustaría vivir una experiencia de este tipo.", confesó la actriz entonces. A su compañera de reparto, Daryl Hannah, así como a Kim Basinger, les ocurre lo contrario. Tienen miedo a los espacios abiertos.

Lo que despierta auténtico miedo a muchos son los animales. A Orlando Bloom, por ejemplo, no le gustan los cerdos, Scarlett Johansson siente aversión por los escarabajos, Justin Timberlake prefiere no tener cerca serpientes, arañas y tiburones y Nicole Kidman teme a las mariposas.

null

Y es que las cosas más bellas y divertidas pueden convertirse en las protagonistas de nuestras peores pesadillas. Johnny Depp, Daniel Radcliffe –el joven que da vida a Harry Potter en el cine- y el rapero Sean "Diddy" Combs temen a los payasos. “Creo que se debe a su cara pintada o a esa sonrisa falsa”, comentó Depp en una ocasión. Este miedol a los payasos lo comparten muchos de los que vieron la película It, basada en la novela de Stephen King.

David Beckham, maniático del orden
Para otros, aquellas cosas que han formado parte del día a día en su profesión también puede pasar a convertirse en su peor fobia. Carmen Electra, una de las actrices de Los vigilantes de la playa, tiene miedo al agua. Por su parte, a Sarah Michelle Gellar, la protagonista de Buffy cazavampiros, no le gustan las tumbas. Viajar, por ejemplo, es un placer para muchos, aunque si ello supone tomar un avión, la cosa cambia. A Jennifer Aniston, Cher, Michael Jackson y Whoopi Goldberg no les gusta tener que ir a los sitios volando.

null

El orden puede pasar de ser una manía a una obsesión. Es el caso de David Beckham. El astro inglés confesó hace unos años que padece un Trastorno Obsesivo Compulsivo, una enfermedad psicológica que hace que, en ocasiones, se comporte de modo extraño. “Todo debe estar ordenado en línea recta y siempre deben ser pares”, aseguraba en la cadena de televisión británica ITV en 2006. De hecho, él mismo describió en qué consistían algunas de sus manías. “Cuando meto los refrescos en la nevera, deben ser números pares, si son impares quito uno y lo meto en un armario distinto. Si voy a un hotel, antes de relajarme, tengo que poner todos los panfletos y los libros que haya en la habitación dentro de un cajón. Todo debe estar impecable. En cada partido, estreno unas botas y compro exactamente veinte paquetes de noodles (fideos orientales) cada vez que voy al supermercado”.

Pero quien destaca por tener incontables miedos es Woody Allen. El famoso director tiene fobia a los insectos, a las arañas sobre todo, al sol, a los perros, a las alturas –como Sheryl Crowe-, a la multitud, al cáncer, a la muerte, a los gérmenes e incluso a los baños de los hoteles. 

Más sobre

Regístrate para comentar