Petra Ecclestone, una heredera que se hace un hueco en el mundo de la moda

La hija de Bernie Ecclestone presentó su nueva colección de ropa durante una gala benéfica en Montecarlo a la que asistieron el príncipe Alberto y Charlene Wittstock

Es una de las hijas de Bernie Ecclestone, el presidente de la Fórmula 1, y ya forma parte del grupo de los jóvenes herederos. Ha hecho de la moda, su gran afición –se dice que desde pequeña ya se interesaba en las colecciones de los grandes diseñadores-, su trabajo. Petra Ecclestone fue una las protagonistas de la noche monegasca. Coincidiendo con el Gran Premio de Mónaco –que se disputa este fin de semana en el Principado- se celebró el Amber Fashion Show, una gala benéfica, donde la joven tuvo la oportunidad de presentar una nueva colección de ropa ante la presencia de numerosos rostros conocidos y arropada por su padre y su hermana Tamara.

El Hotel Meridien Beach Plaza se preparó para acoger una velada de ensueño, a la que no faltaron Alberto de Mónaco y su novia, Charlene Wittstock, que lució un bonito vestido en blanco y negro de escote asimétrico. No es la primera vez que Petra da a conocer sus diseños. Ya lo hizo en la edición anterior del Amber Fashion Show. Al igual que el año pasado, en esta ocasión han vuelto a ser los pilotos de la Fórmula 1 quienes, ejerciendo de modelos de excepción, han lucido sus diseños. Jenson Button, Lewis Hamilton, Sebastian Vettel o Nico Rosberg demostraron sus habilidades sobre una pasarela.

 


Boris Becker y Lilly Kerssenberg, a un paso del altar
En la primera fila, su padre, el mismo Bernie Ecclestone, siguió el desfile junto al príncipe Alberto y Liz Hurley y su esposo, Arun Nayar. Para la actriz británica también era una noche especial, pues presentó algunos de los nuevos diseños de su línea de ropa de baño.

Entre los asistentes destacó también la presencia de Boris Becker y su prometida, Lilly Kerssenberg. La pareja, que tiene previsto contraer matrimonio el próximo 12 de junio en Suvretta, Saint Moritz, se mostró muy cariñosa y sonriente. No dudaron en acercarse a saludar al príncipe Alberto. Quien al parecer no asistió a la gran cita en Mónaco fue Fernando Alonso. El piloto español también se encuentra allí para disputar esta nueva prueba del Mundial de Fórmula 1.

Cabe destacar a su vez la presencia de la princesa Beatriz, nieta de la reina Isabel II, y su novio, David Clark, así como la del multimillonario británico Sir Richard Branson. Fue, sin duda, una noche para recordar. Una cita en la que moda y Fórmula 1 estuvieron más unidas que nunca.

Más sobre: