Lara Dibildos: 'Con Óscar hubo una amistad que no fue a más. Le deseo lo mejor'

La hija de Laura Valenzuela y Junior recibieron el tradicional bombín de San Isidro

Madrid celebra estos días una de sus fiestas más castizas: San Isidro. Una de las tradiciones que no faltan en estos días, además de vestirse de “chulapo” y comer en la pradera del santo, es la entrega de los bombines de San Isidro, un reconocimiento que otorga la emisora de radio Intercontinental a personajes destacados de la vida social. Este año el homenaje fue para Lara Dibildos y Junior, que recibieron con una sonrisa el pequeño sombrero.

La hija de Laura Valenzuela se confesó encantada de recibir el original tocado por segunda vez, puesto que es un reconocimiento ligado a una parte muy importante de su vida: el teatro. “El primero me lo dieron casi cuando empezaba en el teatro, hace ya siete años. Y ahora estreno en Segovia El médico a palos de Molière” dijo. Puesto que su familia y amigos estarán en el estreno, el próximo día 15 de mayo, será una noche muy especial para ella: “Mi madre e hijo vienen a verme en ese día tan importante. Es la primera vez que mi hijo mayor viene a un estreno, para él es una ilusión y un orgullo”.

Con respecto a su vida personal, admite que de nuevo está sola y tranquila, y que la última relación que se le atribuyó no llegó a ser seria. “Nunca hablé de Oscar y no lo voy a hacer ahora. Con él tuve una amistad, que a veces va a más y a veces no, en este caso no fue así. Le deseo lo mejor”. Otro de sus ex Álvaro Muñoz-Escassi participa actualmente en un concurso de televisión, Supervivientes, un espacio que ven todos juntos en casa. “Cuando el niño llega de la guardería se sienta a ver a papá y lo vemos todos. Al principio lo veía como es él, muy activo, competitivo, ganador, aventurero, ahora le veo más apagado porque el hambre hace mella”.

Además sólo tiene palabras de halago para su ex marido Fran Murcia, con el que le une una relación estupenda aunque no podrá asistir a su boda porque está trabajando: “Al final no puedo ir porque el trabajo es lo primero y tengo una función en Las Rozas. Les deseo lo mejor, tienen mi apoyo, tengo una relación estupenda con Fran y mi hijo quiere mucho a Carolina”.

Por su parte Junior recibía por primera vez este bombín y estaba muy emocionado porque también en una ocasión se lo dieron a su mujer, la recordada Rocío Dúrcal. Sin embargo, no se extendió demasiado en los comentarios sobre el proceso judicial que le enfrenta a sus hijos: “Sigue su curso normal. Yo sigo los consejos de mi abogado. No tengo que dar explicaciones de lo que tengo o no”. Habló además de Shaila y de que quizá vaya a verla: “Shaila adora a sus hermanos y a mí. Me invita a que vaya a pasar unos días con ella a México y lo estoy pensando”.

Más sobre: