Álvaro Miranda acompaña a Athina Onassis al Gran Premio de España de Hípica, mientras Carlota Casiraghi echa de menos a Alex Dellal

José Bono Jr. y Marta Ortega también participaron en la segunda jornada del campeonato

Son muchas las horas que pasan juntos los numerosos jinetes y las intrépidas amazonas del Gran Premio de España de Hípica que este fin de semana se celebra en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Carlota Casiraghi y Athina Onassis no podían faltar en este grupo de deportistas de élite que se han hecho un hueco, por mérito propio, en las pistas.

A la hora de competir se convierten en oponentes la una para la otra, pero en los ratos libres, como por ejemplo la hora de la comida, comparten charlas, cambian impresiones e incluso coinciden en el mismo restaurante para reponer fuerzas.

Aunque, sin duda, la nieta del famosos armador griego fue la que más claramente demostró su devoción por la gastronomía española. Incluso cerró los ojos, por un instante, para recrearse en los sabores de la comida que degustó en la capital valenciana.

Con dos estilos muy distintos, tanto Athina como Carlota han vuelto a ejercer de 'Princesas' de la hípica internacional. La primera ha compartido el protagonismo con su marido, el jinete Álvaro 'Doda' Miranda, y la segunda ha viajado sola a la ciudad del Turia. En esta ocasión, la hija de Carolina de Mónaco no disfrutó de la compañía de su inseparable novio, Alex Dellal.

Los orgullosos padres 

Otros dos grandes protagonistas de la Global Champions Tour han sido los hijos de dos de los hombres más importantes de España: el Presidente del Congreso, José Bono, y el empresario Amancio Ortega. José Bono Jr. y Marta Ortega se han convertido en dos jinetes profesionales que suelen demostrar su buen hacer en los mejores circuitos hípicos del mundo. Otro deportista de élite, avalado por la experiencia y los triunfos, es Cayetano Martínez de Irujo. Para el hijo de la Duquesa de Alba este encuentro deportivo es mucho más que un torneo. Es una oportunidad para demostrar su profesionalidad: " Es un sueño poder captar a ese público que nunca ha venido a un evento hípico y que nos tomaba como lo que no somos", decía el jinete satisfecho.  

Más sobre

Regístrate para comentar