Mar Flores, destrozada por la muerte de su padre en un accidente de tráfico

La modelo estuvo acompañada en el tanatorio por su esposo, Javier Merino, y por amigos, como el diseñador Roberto Torreta o Gonzalo de la Cierva

Mar Flores vive actualmente uno de sus momentos más difíciles. Esta mañana daba el último adiós a su padre, José Alfonso Flores Quero, que ha fallecido a causa de un gravísimo accidente automovilístico. El siniestro tuvo lugar el pasado jueves en las cercanías de la localidad madrileña de Collado Mediano.

El coche del padre de la modelo recibió el impacto frontal de un automóvil que perdió la estabilidad y comenzó a dar vueltas de campanas hasta que se empotró con el suyo, según ha confirmado una portavoz de la familia Flores. Mar Flores y su marido, Javier Merino, tuvieron que regresar a España, urgentemente, desde República Dominicana, donde últimamente han fijado su residencia a causa de los negocios del empresario.

La modelo tomaba un avión al enterarse del trágico suceso del que su padre resultó mortalmente herido, falleciendo a las pocas horas. Totalmente apenada llegaba al tanatorio, junto a su marido, y sin querer hacer ninguna declaración a los periodistas allí congregados, a quienes hizo llegar su más sincero agradecimiento.

La encargada de informar a los medios fue una amiga de la familia, quien aclaró que en el momento del accidente el fallecido se encontraba acompañado por su segunda mujer, Nancy, con quien contrajo, hace poco, matrimonio civil en una discretísima ceremonia. Ella aún está ingresada en el hospital ya que su estado es grave, pero parece que evoluciona favorablemente. Asimismo, la portavoz aclaró que los dos jóvenes también implicados en el choque se encuentran en coma y que la familia Flores está siguiendo muy de cerca su estado.

En la más estricta intimidad
Los restos mortales del padre de Mar Flores han sido incinerados este mediodía en un tanatorio madrileño. La mujer de Javier Merino, totalmente destrozada, estuvo acompañada por sus hermanos José, Maite y Mamen. También recibió la visita de amigos como el diseñador Roberto Torreta o Gonzalo de la Cierva, que acudió junto a su esposa, Patricia Olmedilla.

Quienes no estuvieron fueron los hijos menores de Mar, Mauro y Beltrán, a quienes sus padres quisieron mantener ajenos a tan doloroso suceso. Sin embargo, Carlo, el hijo que la modelo tuvo con Carlo Constanzia, tomó un avión con rumbo a Madrid en cuanto se enteró de la muerte de su abuelo, ya que habitualmente reside en Italia, junto a su padre.

Más sobre: