Fabiola Martínez: 'Me llevo muy bien con las hijas de Bertín. Él ha sabido darnos el papel que nos corresponde'

Acompañada de Elisabeth Reyes, María José Suárez, Dafne Fernández y Óscar Higares presentó una campaña solidaria de ayuda a Mozambique

Fabiola Martínez ha amadrinado la Campaña Solidaria 1 cepillo Oral-B = 2 sonrisas sanas de la mano de Odontología Solidaria, en la que por cada compra de un cepillo Oral-B Cross Action Complete, Oral-B donará otro cepillo a un proyecto humanitario en Mozambique.

Elisabeth Reyes, María José Suárez, Dafne Fernández y Óscar Higares acompañaron a Fabiola Martínez en la presentación de la Campaña Solidaria 1 cepillo Oral-B = 2 sonrisas sanas, un proyecto humanitario de ayuda a Mozambique. Fabiola lleva dos años colaborando con el proyecto y muy pronto viajará al citado país africano para conocer de primera mano como están contribuyendo a mejorar las condiciones de vida de niños y adultos: "Tienen un centro fantástico donde pueden atender a mucha gente no sólo a niños sino también a adultos. Ahora se extiende a Mozambique, que es maravilloso. La verdad es que me hace mucha ilusión. No sé lo que me voy a encontrar allí pero me apetece mucho"

La presentación tuvo lugar en Madrid aunque Fabiola tiene instalada su residencia en Sevilla, donde vive en el campo con su marido, Bertín Osborne, y sus dos hijos, Kike y Carlos. El mayor tiene dos años y el pequeño cuatro meses: "Cuando los pongo a los dos juntos, Carlos siempre quiere tocarle la cara y Kike se acerca y le deja que le toque. Yo le voy inculcando que al ser el hermano mayor tiene que enseñar a su hermano pequeño. Si Kike hace pedorretas, yo le digo que le enseñe a Carlos a hacer pedorretas. Disfruto una barbaridad con los dos".

La familia la completan las tres hijas de Bertín, Alejandra (casada y con un niño), Eugenia y Claudia: ""Me llevo muy bien con ellas. Bertín ha sabidos darnos tanto a sus hijas como a mí el papel que nos corresponde. Para ellas era una incógnita qué iba a pasar cuando su padre formara una nueva familia pero él siempre lo ha sabido manejar muy bien. Con el tiempo la gente se va conociendo, se va abriendo más y se va cogiendo más cariño, va formando lazos. Son niñas encantadoras, muy buenas personas y todo es cuestión de que el tiempo va pasando y se van formando lazos".

Más sobre

Regístrate para comentar