La Duquesa de Alba al salir del hospital: 'Estoy muy bien'

Esta mañana ha recibido el alta médica después de la operación a la que fue sometida el pasado lunes

Sus hijos Eugenia y Jacobo, así como la mujer de éste, Inka Martí, acompañaban a la Duquesa de Alba cuando hoy, pasadas las once de la mañana, abandonaba la clínica Sagrado Corazón de Sevilla en la que fue ingresada el pasado domingo.

La operación para implantarle una válvula en el cerebro ha sido un éxito, ella se encuentra muy bien y ha podido volver a su casa, el palacio de Dueñas, donde seguirá la recuperación. Esta intervención fue recomendada por sus médicos hace un año para aliviar sus problemas de hidrocefalia y mejorar su calidad de vida, sin embargo por diversas complicaciones no se ha podido llevar a cabo hasta esta semana.

Para comprobar que ha ido bien no hace falta ver más que el buen aspecto de doña Cayetana tras recibir el alta médica, mucho mejor que el que mostraba en las últimas semanas. Ella está encantada con el resultado y dispuesta a salir al cine, ir a los toros, a almorzar con amigos, a seguir cuanto antes con su vida de siempre y así nos lo decía cuando ha salido del hospital: "Estoy muy tranquila y muy animada. Con muchas ganas de volver a mis actividades".

Su hija Eugenia feliz de ver a su madre mejorada nos decía: "Ha pasado la noche muy bien, está muy animada. Es una mujer muy fuerte". Y doña Cayetana asentía las declaraciones de su hija: "Estoy muy bien". Sabiendo que su madre seguía con el proceso normal de recuperación según todo lo previsto, Cayetano regresaba ayer a Madrid después de haber pasado los últimos días con su madre y hermanos. A pesar de no ser una operación complicada, los seis hijos de la Duquesa han vivido con preocupación estos días y, de hecho, todos han estado en Sevilla ya que su salud es delicada y no había que olvidar que podían surgir complicaciones. Afortunadamente, no ha sido así y ahora ya descansa en su casa favorita, el palacio de Dueñas.

Más sobre: