Paris Hilton termina con las buenas costumbres de su novio

Doug Reinhardt ha olvidado sus hábitos de deportista y sigue a Paris en todas las fiestas

Paris Hilton está acabando con las buenas costumbres de su chico, Doug Reinhardt, a marchas forzadas. Doug presumía de que no le gustaban las fiestas y prefería las salidas tranquilas de cine y cena pero estas últimas semanas -desde que empezó a salir con Paris- se está aficionando a las fiestas apasionadas de su novia. Y para muestra la fiesta de cumpleaños en Las Vegas.

El 28 cumpleaños de Paris fue el pasado 17 de febrero aunque la celebración en Las Vegas ha sido este fin de semana. Paris y Doug viajaron en un avión privado desde Los Ángeles con otros trece amigos. Ella se vistió a su estilo, vestido corto de lentejuelas y escote palabra de honor que parecía que se le caía. Y él, fiel al suyo, el de típico estudiante universitario norteamericano que no se quita las zapatillas de deporte ni aunque su novia vaya con lentejuelas plateadas. En esto Paris no ha conseguido cambiarle.

La fiesta empezó como todas, posando frente al cartel del club Body English del hotel y casino Hard Rock de Las Vegas, y siguió como todas, con mucha alegría. El momento álgido de la noche (y el que Paris está más empeñada en olvidar) fue cuando Doug emocionado cogió el micrófono para cantar la canción de más éxito de su novia, Stars are blind. Si Paris nunca destacó por la calidad de su voz, menos su novio pero se hizo con el público de la sala que calificaban de "divertidísima" la actuación improvisada. Para los allí presentes también fue muy divertido ver como Doug y Paris bailaban y se abrazaban sin disimulo.

Paris había recibido su regalo días antes y no es otro que un nuevo perrito, un pomeranian rubio que le compró Doug cuando estuvieron en Tokyo y que ya es el preferido de la rubia heredera incluso por delante del mimado chihuahua Tinkerbell. "Me compró un cachorro, el perro más bonito que he visto en mi vida. Lo adoro" y también adora a Doug del que dice que es el hombre más sexy del mundo. Por el momento el romance va viento en popa y no se separan ni un minuto. Desde Las Vegas viajaron a Hawaii, donde están ahora siguiendo con sus interminables vacaciones.

Más sobre

Regístrate para comentar