Alfonso Díez realiza una visita relámpago a la Duquesa de Alba en Sevilla antes de su cercano ingreso hospitalario

Está previsto que doña Cayetana sea hospitalizada el próximo domingo para ser operada el lunes de los problemas de hidrocefalia e isquemia cerebral que padece

Como ha hecho cada vez que ha estado prevista la intervención de la Duquesa de Alba para mejorar los problemas de movilidad que padece, la última el pasado 29 de enero y que se tuvo que aplazar hasta en dos ocasiones, Alfonso Díez ha querido visitarla de nuevo en su residencia sevillana ahora que se espera que dicha intervención tenga lugar finalmente el próximo lunes.

Con gafas de sol y llevando una bolsa y una mochila, Alfonso llegaba hoy a la una y media de la tarde a la estación del Ave de la capital hispalense y desde allí un chófer de la Duquesa le trasladó al Palacio de Dueñas, donde le esperaba doña Cayetana para poder pasar juntos un tiempo y, seguro que también, para él darle ánimos antes de que ella pase por el quirófano el próximo lunes en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla. Ha sido, como de costumbre, una visita relámpago de sólo unas horas ya que Alfonso ha vuelto a Madrid a las siete menos cuarto de la tarde. Y es que, dada la inexistente relación que mantiene con los hijos de la aristócrata, no se espera que el funcionario esté presente en el hospital el día de la operación. Sí está previsto, sin embargo, que todos los hijos de Cayetana Fitz-James Stuart acudan al hospital para acompañar a su madre durante la intervención quirúrgica.

En principio, la entrada de doña Cayetana al quirófano para serle implantada la válvula que alivie la presión en los ventrículos cerebrales se programó para el 23 de enero, pero tuvo que retrasarse al 3 de febrero ya que la analítica del preoperatorio evidenciaba un parámetro anormal. Ese día, sin embargo, no fue operada del cerebro sino de unos cálculos en la vesícula que le fueron descubiertos durante unas pruebas preoperatorias. Doña Cayetana fue intervenida y pidió el alta voluntaria al día siguiente, pero volvió a ingresar a dos días después tras sufrir un pequeño derrame interno en la zona donde le fue practicada la intervención. Tras permanecer cuatro días en el hospital, regresó a su residencia sevillana donde ha estado recuperándose para poder someterse a la operación que le permitirá mejorar su calidad de vida.

Más sobre: