Tiger Woods presenta en familia a su segundo hijo, Charlie Axel

El golfista estadounidense ha posado con sus seres queridos para mostrar por primera vez al pequeño, que vino al mundo el pasado 8 de febrero

En una estampa de lo más entrañable, el jugador estadounidense de golf Tiger Woods ha mostrado al mundo a su segundo hijo: Charlie Axel. Para su debut ante las cámaras, el pequeño se ha rodeado de toda su familia. Así, además de su famosísimo padre, junto a él aparecen su madre, la modelo sueca Erin Nordegren, su hermana Sam Alexis, de 20 meses de edad, y las dos mascotas de la familia: los perros Yogi, un labradoodle, y Taz, un border collie. Dos razas, por otra parte, que se llevan estupendamente con los niños.

El deportista, de 33 años, ha publicado las fotografías en su web oficial. Unas imágenes tomadas en Orlando en las que el golfista nos enseña su faceta más personal y desconocida: la de hombre de familia. Besando al pequeño Charlie o dejándose lamer por Taz, Tiger sonríe ante el objetivo del fotógrafo en el que con toda seguridad es uno de los mejores momentos de su vida. La "princesa" de la casa, Sam Alexis, tampoco duda en dar un beso a su hermanito pequeño que, dada su corta edad -nació hace apenas diez días, el pasado 8 de febrero-, se mantuvo muy dormido durante la sesión de fotos.

Tiger Woods anunció su segunda paternidad el pasado 9 de febrero, un día después del nacimiento de Charlie, a través de su página oficial: "Elin y yo estamos emocionados... Sam está muy contenta de convertirse en hermana mayor y nos sentimos realmente bendecidos por tener una familia tan maravillosa" escribía Woods. "Estamos deseando presentaros a Charlie en el momento adecuado". Ese momento, como vemos, se ha producido diez días después de la llegada al mundo del último miembro del clan Woods.

Un regreso esperado y deseado
Tiger se ha estado recuperando en los últimos meses de una lesión en la rodilla que le ha mantenido apartado de los campos de golf desde que ganase el Abierto de Estados Unidos en junio del año pasado. "Estoy emocionado de volver a la competición", confesaba Woods hace unos días. Su caddie, Steve Williams, ha confesado en una cadena de televisión neozelandesa que su jefe volverá a jugar al golf en unas pocas semanas, probablemente a finales de este mes. "Ha estado esperando a que naciese su hijo, así que está preparado. Tan sólo necesita andar un poco. No ha podido caminar demasiado bien últimamente", ha dicho Williams.

Más sobre

Regístrate para comentar