Isabel Pantoja regresa a Madrid tras su gira de diez días por Argentina

La tonadillera entraba en su casa de La Moraleja en un coche conducido por su hijo, Kiko Rivera, que la recogió en el aeropuerto

Tranquila, serena, con el rostro serio pero relajado… Así llegaba Isabel Pantoja al aeropuerto de Barajas en Madrid procedente de Buenos Aires, después de haber pasado diez días en Argentina dando una serie de conciertos en el país sudamericano. La tonadillera es actualidad desde que hace una semana confirmara el fin de su relación con Julián Muñoz, en una entrevista exclusiva concedida a la revista ¡HOLA! que se publicó estando ella fuera de España.

Con unas gafas de sol, el pelo suelto y vestida con una floreada camisa y vaqueros, Isabel se limitó a contestar con un "gracias" a las "enhorabuenas" que le daban los periodistas por el éxito de su gira en tierras argentinas. Isabel ha presentado su espectáculo Entre coplas y boleros en cuatro conciertos consecutivos, el último ofrecido el pasado lunes en el teatro Gran Rex de Buenos Aires.

Durante su estancia en la capital argentina, la artista realizó unas declaraciones al canal de televisión Todo Noticias en las que aseguraba que su relación con Muñoz "es una etapa pasada de mi vida y seguirá siendo una etapa pasada en mi vida". Sin embargo, a su llegada a Madrid la cantante no quiso comentar nada sobre su ruptura con el ex alcalde de Marbella ni sobre el hecho de que Julián siga viviendo en ‘Mi gitana’, la que fuera la casa de ambos.

Tampoco dijo nada Kiko Rivera, que fue el encargado de recogerla en el aeropuerto y de llevarla en coche hasta su casa de La Moraleja. Madre e hijo se fundieron en un cariñoso beso dentro del vehículo, que conducía Kiko, y acto seguido pusieron rumbo hasta la residencia madrileña de Isabel. La cantante viajaba en el asiento trasero junto a una amiga.

Más sobre: