La Duquesa de Alba recibe el alta médica y abandona el hospital acompañada por su hija Eugenia

La duquesa de Alba salió esta mañana de la clínica Sagrado Corazón de Sevilla en silla de ruedas y acompañada, una vez más, por su hija Eugenia. Ahora la aristócrata se encuentra en el Palacio de Dueñas después de haber permanecido cuatro días en este centro hospitalario, donde fue ingresada de urgencia el pasado jueves tras producirse una pequeña hemorragia producida por uno de los tubos de la operación a la que fue sometida para extraerle unas piedras de la vesícula que le fueron detectadas hace unos días, durante las pruebas previas a otra intervención para implantarle una válvula en el cerebro que alivie la hidrocefalia que padece y que tenía que haber sido realizada el pasado día veintitrés de enero pero ha sido pospuesta ya en dos ocasiones por no estar en condiciones óptimas.

Un pequeño susto
Doña Cayetana debía permanecer cuarenta y ocho horas en el hospital, pero decidió pedir el alta voluntaria y al día siguiente, tuvo que ser nuevamente ingresada por sufrir una hemorragia. Todo quedo en un pequeño susto y a estas horas ya descansa en su casa, donde los médicos le han recomendado que guarde reposo. Durante todos estos días, la aristócrata estuvo muy arropada por todos sus hijos y el fin de semana recibió la visita de sus hijos Fernando, marqués de San Vicente del Barco, y de Cayetano, conde de Salvatierra, y sus nietos Luis y Amina.

Pero el gran ausente fue su amigo Alfonso Díez, quien viajó cinco días antes de la operación de la duquesa a Sevilla para pasar cuatro horas a su lado y, seguro que también, para darle ánimos antes de pasar por el quirófano. Recordemos que la duquesa de Alba tenía previsto someterse el pasado martes a la intervención quirúrgica de la hidrocefalia. Sin embargo, al ser sometida días antes a algunos análisis médicos, le detectaron unas piedras en la vesícula que hicieron que se volviese a posponer, una vez más, la implantación de la válvula en la cabeza.

Ahora sólo queda esperar a una nueva fecha para ver cuando se produce la operación que le permitirá mejorar su calidad de vida y aliviará los problemas de hidrocefalia que padece. La fecha exacta no está aún determinada aunque todo dependerá de cómo se recupere de esta pequeña intervención aunque a buen seguro y con la fuerza que le caracteriza a doña Cayetana será en muy poco tiempo.

Más sobre

Regístrate para comentar