La Duquesa de Alba ha sido operada con éxito de unos cálculos en la vesícula

Todos sus hijos se reunieron para acompañarla en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla

La Duquesa de Alba ingresó el martes, pasadas las doce del mediodía, en la clínica Sagrado Corazón de Sevilla para ser intervenida por la tarde de unas piedras en la vesícula que le fueron detectadas el pasado viernes, durante las pruebas previas a otra intervención para implantarle una válvula en el cerebro que alivie la hidrocefalia que padece.

Doña Cayetana llegaba al centro hospitalario acompañada por su hija, Eugenia Martínez de Irujo, que viajaba con ella en el mismo coche junto a una enfermera personal. Detrás lo hacían sus hijos Carlos, duque de Huéscar, Alfonso, duque de Aliaga, Fernando, marqués de San Vicente del Barco, y Cayetano, conde de Salvatierra. Jacobo, el conde de Siruela, abandonó más tarde el Palacio de Dueñas para acompañar a su madre en la clínica. La esposa de éste, Inka Martí, había acudido antes al hospital acompañando a su cuñado Cayetano.

La Duquesa de Alba se sometió a una sencilla intervención realizada mediante colangiografía laparoscópica con sedación suave, algo que permitirá que su recuperación sea mucho más rápida y pronto pueda estar de vuelta en casa con los suyos. La intervención duró unas dos horas, tiempo en el que los hijos de la Duquesa se mantuvieron reunidos hasta las siete de la tarde para acompañar a su madre, y concluyó con éxito, según declararon sus hijos Cayetano y Jacobo. El conde de Siruela comentó además que le darían el alta médica en 48 horas, y añadió que no se sabe cuándo le van a realizar la próxima operación ya que depende de cómo se recupere.

El gran ausente fue su amigo Alfonso Díez, quien viajó el jueves pasado hasta Sevilla para pasar cuatro horas al lado de la aristócrata, y seguro que también para darle ánimos antes de pasar por el quirófano.

Este mismo martes estaba previsto que doña Cayetana se hubiese sometido a otra intervención, para implantarle una válvula en el cerebro que alivie la hidrocefalia que padece. Sin embargo, al serle realizados el pasado viernes algunos análisis médicos antes de esta operación, se le detectaron unas piedras en la vesícula que hicieron que se volviese a posponer, una vez más, la implantación de la válvula en la cabeza que se espera que mejore su calidad de vida.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más