Los Beckham blindan su mansión de Inglaterra y contratan a dos empleados con sus mismos nombres

La mediática pareja ha reforzado las medidas de seguridad de su casa de Hertfordshire después de sufrir un robo por parte de dos miembros de su servicio

"A grandes males, grandes remedios". Eso es lo que han debido de pensar David y Victoria Beckham, que tras sufrir en sus propias carnes el robo de ropa y objetos personales en su residencia de Inglaterra, han decidido reforzar la seguridad de la casa hasta el punto de convertirla en una auténtica fortaleza. Y es que el pasado mes de octubre, los guardianes de su mansión del condado de Hertfordshire fueron detenidos por la policía acusados de haber sustraído y sacado a subasta por Internet pertenencias del futbolista y de su esposa.

En vista de lo sucedido, David y Victoria han decidido tomar medidas y no parecen haber reparado en gastos para ello: cámaras de vigilancia, perros guardianes y altos muros con cuchillas en la parte superior... se unen a ex miembros de las fuerzas especiales británicas que patrullan las veinticuatro horas del día para evitar que hasta el ladrón más avispado pueda "colarse" en casa de la pareja más famosa del Reino Unido. Pero las medidas de prevención no acaban ahí, pues todo el que acceda al domicilio deberá firmar al entrar y al salir de cada habitación. Se dice además que David y Victoria han hecho una lista con todo lo que tienen en el interior de la propiedad e incluso han guardado parte de sus pertenencias bajo llave.

Según uno de los empleados de la mansión, valorada en más de dos millones y medio de euros, "las cámaras te siguen allá donde vayas desde el primer minuto que estás dentro". "Es como una base militar" añade la fuente, de la que no se ha desvelado el nombre pero que bien podría ser uno de los dos nuevos miembros del servicio que han contratado los Beckham. Curiosamente, el deportista y la ex Spice Girl han elegido a una pareja que se llama igual que ellos. Victoria Nash y su novio, David, están encantados de poder servir a sus ídolos. Los nombres no son la única coincidencia. Victoria, la empleada, nació en Essex como la ex Spice, es morena como ella y le gustan también los coches elegantes. Aunque, a diferencia del de sus jefes, el suyo es de segunda mano y lo aparca en la calle.

Según informa el portal News of the World, los dos empleados fueron seleccionados por la madre de Victoria y su hermana Louise y se les ha obligado a no estar en la misma habitación que sus jefes cuando éstos se encuentren en la residencia. "Estoy feliz, creo que son amables", ha confesado Nash. "Me encantaría poder vestir como ella", añade refiriéndose a su nueva jefa.

Victoria, entre Milán y Los Ángeles
Mientras su mansión se refuerza para evitar robos y atracos, los Beckham continúan cumpliendo con sus respectivos compromisos profesionales. David sigue con el AC Milan, club con el que firmó un contrato a finales del año pasado para poder jugar al fútbol mientras dura la temporada de descanso en la liga estadounidense. Victoria, por su parte, divide su tiempo entre Milán y Los Ángeles. Al contrario de lo que dijo en un principio, cuando afirmó que se quedaría en Estados Unidos los tres meses que el deportista estuviese en Italia, la empresaria ha optado por realizar viajes esporádicos para visitar a su marido. Ayer mismo la vimos llegando al aeropuerto de Los Ángeles, después de haber estado con el jugador en la Semana de la Moda de Milán.

Más sobre: