Amador Mohedano habla de la hospitalización de su hija, Rosario: 'Está mejor. Si todo va bien, hoy recibirá el alta médica'

La sobrina de Rocío Jurado tuvo que ser ingresada de urgencia por una pequeña obstrucción en el riñón

Rosario Mohedano ha sufrido un contratiempo en su vuelta al trabajo tras el nacimiento de su primer hijo. La cantante se recupera en el Hospital Clínico de Valencia de una dolencia en el riñón que la ha obligado a abandonar por unos días su participación en el espectáculo El amor brujo, que se representa en el Teatro Principal de la capital valenciana hasta el próximo domingo. La sobrina de Rocío Jurado ingresó de urgencia en el centro hospitalario la madrugada del pasado lunes, después de sentir un dolor cada vez más fuerte en la espalda que más tarde descubrieron que se debía a una inflamación de riñón producida por una pequeña obstrucción.

Su padre, Amador Mohedano, atendió amablemente a los medios a las puertas del hospital y aclaró que "no se ha tratado de nada grave" como para reunir en el hospital a toda la familia. "Después de examinarla, comprobaron que se trataba de un problema de arenilla en el riñón que le había producido una obstrucción. Le practicaron un cateterismo, y todo solucionado", afirmó. Sobre cómo se encuentra su hija, Amador ha declarado: "Está bien, relajada y tranquila en la cama, aunque preocupada por haber tenido que dejar su trabajo (según fuentes de la producción, ha sido sustituida por la cantante Isabel Julve, componente de Isabel Julve Trío). Pero si todo va bien, igual el sábado o el domingo puede estar de vuelta sobre el escenario. Ojalá. Tiene que estar 24 horas en observación para que no le dé fiebre. Si se le quita la fiebre en 24 horas, pues le darán el alta".

Además de apenada por haber tenido que abandonar temporalmente su trabajo, Rosario también ha sentido mucho tener que separarse de su hijo, Antonio, nacido el pasado 14 de noviembre fruto de su relación con Antonio Tejada, sobrino de la cantante María del Monte. "El niño está bien atendido", ha confesado con una sonrisa el abuelo del pequeño. "Está al cuidado de una amiga de la familia. Yo le voy a ver varias veces al día para asegurarme que no le falta de nada".

El día de la inauguración de la obra, dos días antes de su ingreso hospitalario, Rosario se mostró muy ilusionada con el proyecto que ha supuesto su vuelta al trabajo tras dar a luz. En esta representación, una nueva versión de la obra del compositor español Manuel de Falla con coreografía de Ramón Oller y música en directo de la Orquesta Sinfónica de Valencia, la artista interpretaba piezas como "Canción del fuego fatuo", "Danza del juego de amor", "La canción del amor dolido" y "Las campanas del amanecer" bajo la dirección de Joan Cerveró. Rosario añadió además que se sentía feliz de poder tener a su pequeño "entre bambalinas" para estar con él el mayor tiempo posible.

Más sobre

Regístrate para comentar