Beckham nos da una lección de cómo llevar la bufanda

En la pasarela de Milán podemos tomar nota no sólo de las propuestas de los diseñadores también -como en toda presentación de moda que se precie- de las tendencias de las y los que tienen el privilegio de asistir al desfile. Y entre los que marcan tendencia está David Beckham que nos ha enseñado dos nuevas maneras de llevar la bufanda, con mucho estilo, por supuesto.

El futbolista, jugador del AC Milán, se ha dejado seducir esta semana por un complemento indispensable y él le ha dado su toque personal. Para asistir a la fiesta posterior al desfile de Emporio Armani dio una vuelta a su foulard de manera que los dos extremos pendían en un descuido muy estudiado. Esta bufanda era ancha, no de las que han llevado los caballeros toda la vida, y de tres colores, en tonalidades que iban del malva al rosa. Si Jaime de Marichalar creó tendencia con sus bufandas atrevidas, de colores animados y anudadas, Beckham apuesta por un estilo opuesto.

Al día siguiente, en la fiesta de Fendi, David volvió a elegir un traje oscuro y para protegerse del frío, nada de abrigo, otra vez un foulard. En esta ocasión era de color gris perla y tampoco iba anudada. El deportista volvió a experimentar y triunfar. La bufanda daba una vuelta completa al cuello y los dos extremos colgaban en la espalda. Sólo un fashion victim como él que se divierte creando estilo puede atreverse y lograr un resultado tan bueno. Su mujer, Victoria, eligió un vestido de línea lápiz de su propia creación. Los últimos tres meses han sido para la diseñadora los del vestido pencil, en cada salida uno diferente, por supuesto pero siempre de cintura alta y muy marcada y largo por debajo de la rodilla. Con una falda tan ajustada al cuerpo y esa forma, lógicamente la abertura de la falda en la parte trasera se convierte en indispensable para poder caminar.

Más sobre: