Humberto Janeiro abandona el hospital junto a Angelita: 'Estoy un poco molesto pero la operación ha ido bien'

El padre de Jesulín de Ubrique ha recibido el alta después de someterse a un implante de rodilla

Después de varios días ingresado en la Clínica San Rafael de Cádiz, Humberto Janeiro ha recibido el alta médica después de someterse a una operación para ponerle una prótesis en la rodilla. Todavía con dificultad para caminar, salió con muletas y ayudado por su inseparable Angelita y su hijo Humberto, que fue a recogerles con el coche acompañado por su novia. "Estoy un poco molesto, pero la operación ha ido muy bien", dijo el padre de Jesulín de Ubrique mientras bajaba las escaleras de la clínica. Ahora tendrá que tener paciencia y empezar con la rehabilitación, que no sabe cuanto tiempo durará, ya que depende de cómo vaya evolucionando.

Del hospital se fueron a la casa que Humberto tiene en la localidad gaditana de Arcos de la Frontera y dijo que no sabe si volverá a la finca Ambiciones para pasar allí una temporada, porque se lo tiene que pensar.

El patriarca de los Janeiro dice que se ha sentido muy arropado por su familia los días que ha estado en el hospital porque todos han ido a verle. Los primeros días Jesús no pudo ir porque su hijo, Jesús Alejandro, también estuvo ingresado en el hospital por una subida de fiebre que le provocó convulsiones, pero aún teniendo a su hijo enfermo, él y su mujer, María José Campanario, han estado pendientes de cómo fue la operación y el postoperatorio. La que ha estado en todo momento a su lado durante estos días ha sido su pareja, Angelita.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más