El jugador del Barcelona Thierry Henry pagará por su divorcio más de 9 millones de euros

El futbolista deberá abonar a su ex esposa, Claire Merry, el equivalente a una cuarta parte de su fortuna, tras haber llegado a un acuerdo amistoso

El deportista azulgrana tendrá que desprenderse en los próximos días de, aproximadamente, una cuarta parte de su fortuna personal -valorada en 37 millones de euros-. Thierry Henry deberá pagara a su ex esposa, la modelo Claire Merry, un total de 9,2 millones de euros por su divorcio. Al parecer, el futbolista y la madre de su única hija, Tea, han llegado a un acuerdo amistoso y no será necesario que se vean en los tribunales.

Henry y la modelo británica se separaron en septiembre de 2007. Fueron cuatro años de matrimonio que finalizaron poco antes de que el deportista comenzara a jugar en el F.C. Barcelona. La pareja se conoció en el año 2001, tiempo en que Thierry jugaba en el Arsenal, durante el rodaje de un spot publicitario del Renault Clio.

El flechazo fue inmediato y en julio de ese mismo año comenzaron a vivir juntos en la lujosa residencia que Henry había adquirido en el norte de Londres. Dos años más tarde contrajeron matrimonio y en 2005 nació su hija Tea.

Una ausencia irremplazable
Sin embargo, el matrimonio se rompía cuando la pequeña apenas contaba con dos años. El proceso de divorcio se planteó, en principio, como una ardua batalla en la que Claire reclamaba 15 millones de euros y para lo que el futbolista azulgrana contrató los servicios del despacho de abogados londinense Mischon de Reya. Éste fue el mismo que defendió los intereses de Diana de Gales y Heather Mills en sus respectivos divorcios.

Pero, finalmente, el proceso se ha saldado satisfactoriamente para ambos, según fuentes próximas a los protagonistas. Lo único que entristece hoy por hoy la existencia de Henry en la ciudad condal es la ausencia de su pequeña Tea. "Un padre que ve a su hija cinco veces en ocho meses no puede estar feliz", reconocía apesadumbrado la primavera pasada, cuando su rendimiento en el Barça fue puesto en tela de juicio.

Más sobre: