Bernie y Slavica Ecclestone: un divorcio millonario o cómo repartir una fortuna de 2.900 millones de euros

El magnate de la Fórmula 1 tiene más de la mitad de su patrimonio a nombre de la modelo, 28 años más joven que él

Después de la polémica lucha en los tribunales de Paul McCartney y Heather Mills y cuando todavía está en trámites el divorcio de Madonna y Guy Ritchie, otra pareja afincada en Inglaterra ha entrado en juego, para protagonizar el divorcio más caro de la historia: Bernie y Slavica Ecclestone.

Bernard Charles Ecclestone, más conocido como "Bernie", de 78 años, es un magnate de la Fórmula 1 y posee una de grandes fortunas del mundo, de 2.900 millones de euros, según la revista Forbes. Lleva veinticuatro años casado con Slavica, una ex modelo croata 28 años más joven que él, y ha sido ella quien ha solicitado el divorcio hace unos días, según anunció su portavoz. La pareja tiene dos hijas, Petra, de 20 años y Tamara de 24.

La prensa británica cree que después de tantos años de matrimonio y de tener la mayor parte del dinero, más de 2.000 millones de euros, a nombre de Slavica en un fondo en Jersey, ella podría quedarse con la mitad de esta fortuna. Además poseen un yate, el jet privado y el hotel en la localidad suiza de Gstaad y varias residencias. Para el acuerdo de divorcio que se avecina, la todavía esposa de Ecclestone ya ha contratado a la abogada Liz Vernon, especializada en estos casos.

Slavica se fue de casa
Según informa la prensa inglesa, la ex modelo abandonó la residencia conyugal, una lujosa casa en el barrio londinense de Chelsea, el primer fin de semana de noviembre, coincidiendo con al Gran Premio de Brasil, donde se decidía quién sería el campeón del mundo de Fórmula 1. Al parecer, ahora ella se encuentra en un apartamento propiedad del novio de su hija Petra y todavía se desconocen los motivos de esta ruptura.

Se conocieron cuando ella tenía 22 años
La modelo y el magnate se conocieron durante una carrera de Fórmula 1 en Italia, cuando ella tenía 22 años y él 50. A pesar de los 28 años y 25 centímetros que los separan, Bernie volvió a Milán para convencerla de que se fuera con él a Las Vegas. Dos años más tarde se casaron y, aunque se convirtieron en uno de los matrimonios más adinerados del mundo, nunca les gustó hacer ostentación de su fortuna. Su hija Tamara contaba en una entrevista que cuando era pequeña recuerda ver a su madre haciendo todas las tareas de hogar e incluso fregar a mano porque no tenían lavavajillas.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más