Jesulín de Ubrique guarda silencio mientras su esposa, su madre, su suegra, su tía y Belén Esteban dan su versión de 'Ambiciones'

Ambiciones no es en estos momentos el hogar más apacible de España. Al desencuentro entre Carmen Bazán, madre de Jesulín de Ubrique, y María José Campanario, la mujer del ex diestro, se han unido nuevos actores. El pasado viernes por la noche, en el programa de televisión ¿Dónde estás corazón? que se emite en Antena 3, la protagonista invitada por parte de los Janeiro fue Lali Bazán, hermana de Carmen y tía de Jesulín.

Ella era la que se sentaba en plató para responder a las preguntas del presentador, Jaime Cantizano, y los colaboradores. Pero sus declaraciones hicieron que más de una se diera por aludida y mientras ella estaba sentada frente a las cámaras, las llamadas telefónicas en directo se sucedían. Los teléfonos del programa echaban humo y María José Campanario, su madre, Remedios Torres, y, por último, Belén Esteban esperaban turno para responderle.

Lali Bazán: ‘Todavía no estoy repuesta de lo que ha sucedido en Ambiciones’
La tía materna de Jesús no tiene ningún reparo en señalara a quién considera culpable de que su hermana ya no viva en la finca que el ex diestro compró para la familia: "Fue la Campanario más que mi Jesús, porque mi Jesús, de tan bueno que es, es un calzonazos".

Con el hacha de guerra levantada siguió: "Mi hermana no se merece esto, pero como ella es la más débil pues es la primera que ha salido a la calle. Con mi cuñado, Humberto, no pudo. Mi cuñado se fue porque lo echó un juez porque si no mi cuñado estaría todavía en Ambiciones...A ver si es la Campanario la que tiene que coger la manta y la puerta e irse a la calle".

Lali asegura que en la familia todos han apoyado a María José y más a raíz del proceso judicial en el que se ha visto envuelta por su presunta implicación en la Operación Karlos: "¿Que no la han apoyado? Por favor... ¿La vergüenza que nos hizo pasar a todos hace dos años y no la han apoyado? Se juntó toda la familia y lo primero que le dijeron es que no se preocupara por nada, que iban a salir adelante. No tiene ni una sola amiga. Esta persona cuando se haga dueña de Ambiciones, hasta las moscas se van a ir de Ambiciones".

"A mi hermana -continuó- no le gustan estos enfrentamientos y esta poca vergüenza. Mi hermana no es así y mi hermana no es ningún topo. No es mentirosa y jamás ha llamado a esta señora para contarle chismes, ni a ella ni a Belén ni a nadie". Llama Remedios Torres, la madre de María José
Lógicamente sus palabras cayeron como una bomba para la madre de María José, Remedios Torres, que por una vez cogió el teléfono y contestó con los telespectadores de testigos a las duras declaraciones de la tía de Jesulín. Sus primeras palabras fueron: "Ya estoy cansada de que a mi hija la maltrate todo el mundo. Han dado una imagen de mi hija que no es la realidad. ¿Entonces en qué quedamos? ¿Jesulín es un calzonazos o un machista? Mi hija tiene derecho a defenderse y a defender a su marido...Él no manda a mi hija a que dé la cara por él en ningún momento. Él tiene los suficientes bemoles para enfrentarse a lo que sea, pero él siempre evita los conflictos".

María José: lágrimas de indignación
A María José, que estaba en su casa de Jerez, le emocionó especialmente que su madre llamara al programa para defenderla y, a su vez, llamó para salir en apoyo de su madre: "Si hago esta llamada es porque prefiero ahorrarle un mal trago a mi madre, prefiero llevármelo yo que estoy más preparada, que tengo la espalda mucho más ancha".

La esposa de Jesús volvió a estallar y contó como ha sido su vida en la finca: "Yo llegaba al campo y estaba toda la familia de mi marido con las novias, las madres de las novias y no teníamos sitio para dormir porque Humberto estaba en un ala y Carmen estaba en otra. Esa es la realidad de Ambiciones y de lo que hemos aguantado mi marido y yo. Hoy sigo viviendo en Jerez. No quiero el campo para nada, lo demostré cuando me casé. Que lo que tenían que haber hecho era haberle dejado la casa a su hermano, que era su casa. ¿Se hubiera ido cualquiera de la casa de su marido? Yo hubiera sido la mujer de torero más callada del mundo, pero no me habéis dejado. Ya no me voy a callar más. Ya no voy a sufrir más".

"Mi marido -continuó- está a mi lado y ya está, eso es lo importante. Eso es lo que más me importa, que él está a mi lado y no se merece esto, que no nos lo merecemos. Que nos dejen ya vivir, que nos dejéis vivir. Que nos queremos, que estamos bien el uno con el otro, con nuestros hijos, que nosotros no somos los que generamos polémica, que siempre es contra nosotros". Y fue terminar estas frases y emocionarse hasta las lágrimas.

Después siguió hablando sobre la relación con Andrea, la hija de Belén y Jesús: "Se ha venido diciendo que yo trataba mal a la niña. Yo me quedaba sin hija (por Julia) cada vez que venía Andrea al campo porque me decían: 'Déjamela que me la lleve para acá y para allá'. Me quedaba sin hija. Yo le he dicho muchas veces a mi marido: "Tráete a las niñas a dormir a casa que quiero ver a Julia". No ha sido porque yo no me quisiera hacer cargo de la niña. Yo a esa niña la adoro y su madre lo sabe". María José colgó y entonces se conectó con la llamada de Belén Esteban. Para entrar en antecedentes, no hay que olvidar que el enfrentamiento inicial empezó con la presencia -hace un mes- de Carmen Bazán en este mismo programa. Entonces, llamó Carmen Menéndez, madre de Belén Esteban, y María José, a raíz de esas declaraciones, entendió que se filtraba información desde la familia de Jesús.

El turno de Belén
Belén empezó diciendo: "Se está acusando a gente de darme a mí información y es mentira. Además la familia de Carmen Bazán cuando me han echado de Ambiciones, siempre me ha recogido y les tengo mucho que agradecer". Unos días después, en El programa de Ana Rosa, detallaba: "Yo con la abuela y con la tía (refiriéndose a Carmen Bazán y Carmen Janeiro) no tengo nada, son las que han cuidado a mi hija cuando ha estado allí y a mi hija no le ha faltado de nada". Belén volvió a referirse al incidente de este verano, cuando Andrea volvió antes de lo previsto de sus vacaciones con su padre: "Mi hija lloraba porque su tía la dejaba en el campo con su padre. Mi hija lloraba y yo he llamado a la tía y le he dicho que fuera a recogerla que mi hija tenía un sofocón de miedo".

Y concluyó: "Mi hija hace la Primera comunión el 16 de mayo, están todos invitados pero tal y como está la cosa no sé si vendrán...".

Más sobre

Regístrate para comentar