David Beckham, junto a Romeo y Cruz, disfruta de una tarde sólo para chicos en el baloncesto

El futbolista asistió con sus dos hijos menores al partido de Los Ángeles Lakers, que también presenciaron los actores Jack Nicholson y Leonardo DiCaprio

David Beckham apura sus últimas semanas en Los Ángeles antes de trasladarse a Milán. Aprovechando el parón en la liga de fútbol estadounidense, el futbolista jugará cedido a partir del próximo mes de enero en el AC Milán. Por ello, Beckham intenta pasar el máximo tiempo posible junto a los suyos. Y, como gran aficionado al baloncesto, ha querido disfrutar de una tarde 'de chicos' junto a sus hijos Romeo y Cruz.

El pasado viernes estuvieron en el partido que enfrentó a Los Ángeles Lakers con los Detroit Pistons. Los pequeños, que lucían las famosas camisetas del equipo en versión 'mini', no quisieron perderse cada una de las jugadas del equipo de Pau Gasol y Kobe Bryant. Muy atento, Cruz, de tres años, siguió el partido en brazos de su padre. Romeo, que a medida que va creciendo va pareciéndose más al futbolista, no quiso separarse de ellos. Como niños que son, aprovecharon los descansos entre cuarto y cuarto para jugar.

El ‘estadio de las estrellas’
En esta ocasión, pese a los ánimos de Romeo y Cruz, los Lakers no tuvieron tanta suerte y perdieron el partido por 106-95. Desde su llegada a Los Ángeles, el ex madridista es un incondicional en los partidos del equipo de Gasol. La temporada pasada asistió a varios encuentros junto a sus hijos y, en algunas ocasiones, junto a su esposa, Victoria.

El estadio Staples Center se convierte cada fin de semana en el punto de encuentro de numerosos rostros de Hollywood. Y el otro día no fue una excepción. Pudimos volver a ver en primera fila al actor Jack Nicholson, un auténtico seguidor del equipo, que estuvo ojeando el calendario de la temporada. Quien también acaparó las atenciones de los presentes fue Leonardo DiCaprio.

Más sobre: