El recorrido turístico de la Duquesa de Alba y Alfonso Díez en Sicilia

Se alojan en un lujoso hotel que fue un convento en el siglo XV y ya han visitado el anfiteatro romano de Siracusa y las tiendas más típicas de Taormina

Dos turistas están acaparando más atención que ninguno entre los cientos que están estos días en Sicilia. A la isla italiana llegaron el pasado fin de semana la Duquesa de Alba y Alfonso Díez para pasar sus primeras vacaciones juntos. Juntos pero no solos porque tal es la expectación que han creado que acompañándoles en su recorrido están no pocos reporteros españoles.

En estos primeros días de su viaje italiano, Cayetana y Alfonso se están alojando en un lujoso hotel de Taormina desde donde salen cada día para recorrer las paradas obligatorias de todos los que viajan a Sicilia. Uno de sus primeros destinos fueron las ruinas del anfiteatro romano de Siracusa en el que todavía se pueden apreciar las dos arcadas desde las que los gladiadores y las fieras salían a la arena.

Por las dificultades que la Duquesa tiene para caminar, está haciendo todos los recorridos en una silla de rueda y ayudada por dos personas de confianza que han hecho el viaje con ella y Alfonso desde España. A ellos se han unido el chófer que conduce la amplia furgoneta en la que viajan y una experimentada guía turística. Los problemas de salud de doña Cayetana son de movilidad ya que el buen ánimo no le falta como demuestra que se haya decidido a hacer este viaje y no se pierda ninguna de las salidas programadas. Y, por supuesto, no faltan las compras. A la Duquesa le encantan los mercadillos y en Taormina recorrió las tiendas más típicas de souvernirs para traerse sus recuerdos de vuelta a España. Ese día eligió un atuendo de lo más juvenil, pantalones vaqueros y jersey de color rosa chicle.

Más sobre: