Los 12 divorcios más caros de la historia

Estrellas de la talla de Mick Jagger, Paul McCartney, Kevin Costner o James Cameron debieron desembolsar cifras astronómicas a sus ex parejas cuando fracasó su matrimonio

En todos estos casos, no se pueden decir que al final fueron felices para, pero sí que consiguieron el dinero suficiente para comer muchas, muchas, perdices. Son algunos de los divorcios más caros de la Historia. En el caso de todos estos maridos, no sólo ha desaparecido el amor, sino también una sustanciosa parte de su cuenta corriente. Sin duda, uno de los más afectados ha sido el multimillonario ruso Roman Abramovich, que se separó de su mujer, Irina, a cambio de 8.000 millones de euros. Mucho menos, (entre 100 y 200 millones) fue lo que el Aga Khan tuvo que abonar a su segunda mujer, la Begum Inaara, por los cinco años de matrimonio en común. Una cantidad parecida (156 millones) era lo que le exigió Heather Mills al músico Paul McCartney, que batalló en los tribunales hasta que el juez le obligó a pagar 'sólo' 30 millones de euros. Algo inferior fue la cifra que consiguió Marcia Murphy de su divorcio con Neil Diamond. El cantante pagó a su mujer 125 millones de euros a cambio de 25 años de amor y dos hijos en común.

A todas las profesiones ha llegado el fracaso sentimental. Michael Jordan, uno de los baloncestistas más brillantes y acaudalados de todos los tiempos (su fortuna se estima en 237 millones) saldó su unión con Juanita Vanoy con 100 millones de euros. En este ranking de maridos 'generosos', el siguiente es el director Steven Spielberg, a quien deben resultarle muy rentables sus películas para haber podido dar a su cuarta esposa, la actriz Amy Irving, 74 millones de euros tras su separación. Otros dos representantes del mundo del cine, Harrison Ford y Kevin Costner compensaron a sus respectivas esposas, Melissa Mathison y Cindy Silva, con la misma cifra: 62 millones de euros. También al entorno del séptimo arte pertenecen los siguientes divorcios. El director James Cameron se casó, por cuarta vez, con la actriz Linda Hamilton en 1997.

Apenas 18 meses después el genio de Titanic contaba con 37,5 millones de euros menos en su fortuna personal. También se saldó con una más que jugosa cantidad (33,5 millones) el divorcio de Michael Douglas y su primera esposa, Diandra Luker. Los dos últimos protagonistas de esta curiosa lista se dedican a la música, en cuerpo y alma, para poder pagar sus astronómicas separaciones. El final del matrimonio de Lionel Richie y Diana Alexander, dejó al padre de la caprichosa Nicole sin, casi, 14 millones menos de euros. Por su parte, Mick Jagger tuvo que compensar a su abnegada esposa, Jerry Hall, con una cantidad que podría estar entre los 10 y 16 millones de euros, tras nueve años de matrimonio, escándalos, infidelidades y varios hijos en común.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más