Athina Onassis participa por primera vez en el torneo ecuestre que lleva su nombre

Estos días, se celebra en Sao Paolo la segunda edición del Athina Onassis International Jump Show, en el que también ha tomado parte su marido, Álvaro de Miranda

Desde el pasado miércoles, la ciudad brasileña de Sao Paolo acoge a algunos de los mejores jinetes del mundo. Y es que es allí donde se está celebrando la segunda edición del Athina Onassis International Jump Show (Concurso Internacional de Saltos Athina Onassis) que, bajo la batuta del marido de Athina, Alvaro de Miranda, que concluirá el próximo domingo. En esta ocasión, la competición no solo ha contado con la participación de Doda, sino también con la de la propia Athina, que este año, a diferencia del anterior, sí se ha enfundado las botas de montar.

El miércoles y el jueves, Athina participaba en la prueba de 1,45 metros. Se la pudo ver junto a su marido -que también tomó parte en la prueba del jueves- muy concentrada, examinando el terreno donde se disputaban las pruebas. La nieta del famoso magnate probó suerte a lomos de su caballo Ad Babouche, mientras que su marido montó sobre Ad Ornella. En dicha competición, ambos se enfrentaron con otros jinetes de renombre, como el belga Jos Lansink, el alemán Alois Pollmann-Schweckhorst y el francés Philippe Rozier, entre otros.

Después se la pudo ver más relajada en las instalaciones. Cabe destacar que este año el torneo, que ha tenido que retrasarse un mes y medio debido a razones sanitarias, repartirá casi 1,9 millones de euros en premios: 1.675.000 en las pruebas y 165.000 adicionales, que irán destinados a diversas categorías.

Un año complicado
No cabe duda de que tanto Athina como su marido, "Doda", estarán disfrutando al máximo de esta competición. Y es que este verano la pareja recibió un duro revés cuando su caballo Ad Picolien fue retirado porque no estaba en forma para las rondas de clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekín. El corcel se estaba recuperando de una lesión y el clima de la ciudad no hizo más que empeorar su estado. Por esta razón, el jinete brasileño no pudo representar a su país en la competición olímpica. Aún así, viajaron juntos a China para animar a su país y no se perdieron las competiciones ecuestres.

Más sobre

Regístrate para comentar