Enrique Ponce y Paloma Cuevas bautizan a su hija Paloma

La ceremonia, muy íntima y familiar, se ofició en la Catedral de Córdoba

Enrique Ponce y Paloma Cuevas celebraron este fin de semana el bautizo de su primogénita Paloma, en una íntima ceremonia celebrada en la Catedral de Córdoba. Al rito asistieron los familiares más cercanos de la pareja, ya que, según ellos mismos explicaron, más adelante volverán a celebrarlo con sus amigos. Paloma, muy guapa con un vestido de color claro, llevaba en brazos a la pequeña, que recibió las aguas bautismales con un precioso faldón de cristianar, regalo de su madrina Cristina Yanes.

La niña permaneció muy tranquila y recibió los mimos y gestos de cariño de sus padres, que aseguraron que se porta muy bien, "incluso por las noches". Los padrinos elegidos fueron dos amigos del matrimonio: el también diestro Miguel Báez "Litri", que asistió con su mujer Carolina Herrera hija, que lucía espléndida sus seis meses de embarazo del que será su tercer hijo, y José Luis Santos.

Después del rito, oficiado por Santiago Gómez Sierra, los invitados se trasladaron al Palacio de Viana, donde se sirvió la cena. Fue el pasado 27 de abril cuando la pareja dio la bienvenida a su primera hija, en la clínica madrileña de Nuestra Señora del Rosario. Al abandonarla, la recién estrenada mamá aseguró: "Me encuentro muy bien, fenomenal y muy recuperada. Y mi niña es el mejor regalo para el día de la Madre". Ponce tampoco dejó pasar la ocasión para decir de su hija: "Ella es la mejor faena de mi vida. Además, no llora nada. Es buenísima".

Más sobre

Regístrate para comentar