Arantxa Sánchez Vicario se ha casado con José Santacana

Con media hora de retraso sobre la hora prevista, las 19,30h, Arantxa Sánchez Vicario llegaba al castillo Perelada, en Girona - en una de las zonas más bellas del Alto Ampurdán- acompañada de su padre y padrino de boda, Emilio Sánchez. El castillo de Perelada es una construcción de origen medieval aunque con fachada renacentista y elementos neogóticos, una joya que ha sido mantenida y conservada con extremo cuidado y que hoy alberga en su interior un complejo hotelero en cuyos salones se ha celebrado el enlace y el posterior banquete de la mejor deportista española de la historia y el empresario.

Mucho se ha hablado en estos últimos meses sobre los desacuerdos de la familia de Arantxa con este enlace. Lo cierto es que de haberlos, han sido olvidados para la boda. De hecho, los nombres de los padres de ambos contrayentes aparecen en las participaciones invitando al enlace matrimonial de sus respectivos hijos. Emilio Sánchez y María Luisa Vicario, padres de la ex tenista, y José Santacana y Encarnación Blanch, padres de José, invitan al enlace de sus hijos, tal y como aparece en las invitaciones.

La ex deportista llevaba el pelo suelto y sentada en el vehículo se adivinaba el fantástico diseño creado para ella por Hannibal Laguna. Arantxa ha pasado los últimos días de soltera en Girona, alojada en el hotel Golf, en Roses, desde el que saldrá esta tarde en un coche antiguo, un Hispano suizoa con destino al castillo de Perelada. Los últimos días han sido de reuniones familiares pero también ha habido tiempo para ponerse a punto para el gran día.

Arantxa ha visitado el salón de su amigo Alberto Cerdán, que la ha peinado hoy, y también un centro de estética en el que estuvo el miércoles. Para la ex tenista esta es su segunda boda ya que estuvo casada con el periodista deportivo Joan Vehils.

Más sobre: