Boris Becker y Alessandra Meyer-Wölden celebran su fiesta de compromiso en Munich

El restaurante Kaefer, en Munich, ha sido el lugar escogido por Boris Becker y su prometida, Alessandra Meyer-Wölden, para celebrar su fiesta de compromiso con sus familiares y amigos más cercanos.

El tenista y la diseñadora de joyas, que intentaron pasar desapercibidos, entraron cogidos de la mano al restaurante. Ella lució un vestido negro palabra de honor y unas sandalias blancas, mientras que él llevaba un traje gris a rayas y una camisa blanca con el cuello desabrochado.

En cada una de sus apariciones en público la pareja deja claro que están muy enamorados. Un día antes de su fiesta de compromiso, pudimos verles viendo un partido de fútbol en Munich como dos aficionados más. Estuvieron muy cariñosos y vieron la mayor parte del encuentro abrazados.

Todavía se desconoce dónde y cuándo tendrá lugar la boda, que será la segunda para Boris. Estuvo casado durante ocho años con Bárbara Feltus, de quien se divorció en 2001 y con quien tuvo dos hijos, Noah, de trece años, y Elias, de ocho. También tiene otra hija, Anna, de ocho años, fruto de su fugaz romance con la modelo Ángela Ermakova, y a quien reconoció después de pasar por los tribunales.

Parece que Alessandra, dieciséis años menos que Becker, ha hecho sentar la cabeza a esta leyenda del tenis que ha dado mucho que hablar tanto por sus méritos deportivos como por sus romances. El portavoz del tenista confirmó la semana pasada que iban a pasar por el altar y que la pedida de mano tuvo lugar en Cerdeña. Días después, Alessandra dijo que no se lo esperaba y contó cómo le entregó el anillo, una pieza única de la firma De Grisogono, con dos grandes diamantes blancos, que representan a la pareja, rodeados de diamantes y esmeraldas incrustados.

Más sobre: