Melania Trump se 'sumerge' por un día en el mundo de fantasía de su hijo Barron

La esposa de Donald Trump llevó al pequeño a las atracciones infantiles instaladas Central Park y jugó con él, como si de otra niña se tratase, en medio de la ciudad de los rascacielos

El famoso enclave de Central Park ha sido testigo de una de las jornadas más divertidas para Barron William, el hijo de Donald y Melania Trump. La modelo aprovechó el buen tiempo del verano neoyorkino para llevar al pequeño a que descubriera las vistosas atracciones del parque más conocido de la ciudad de los rascacielos. Barron, de dos años de edad, mostraba su curiosidad por todos y cada unos de las atracciones que encontraba a su paso. Y su mamá se dedicaba a seguirlo, sin más, como una excelente y paciente compañera de juegos.

Consciente de la intensa actividad del día, Melania se enfundó unos cómodos pantalones de color lila, a juego con un vaporoso blusón del mismo color, y completó su indumentaria con unas sencillas sandalias romanas, muy de moda esta temporada. El pequeño tiraba, literalmente, de ella para que se montará con él en un trenecito o en los famosos 'autos locos'. Aunque sin duda, lo que más llamó su atención fue un pájaro de colores, compuesto por múltiples vagones, en uno de los cuales se acomodó Barrón, con su madre sentada detrás para vigilarlo de cerca.

Tal era el entusiamo del pequeño, que no paraba de sonreir y saludar en cada una de las vueltas que daba el ave, lo que provocó la risa de Melania. La esposa de Donald Trump no dudó en recompensar la simpatía del niño, con muchos y cariñosos besos a lo largo del trayecto. Fue un día lleno de diversión y juegos, pero la modelo, como madre previsora, no se olvidó de llevar a Central Park el cochecito de Barron, que después de esta jornada llena de emociones reclamaba la comodidad de su asiento.

Un nuevo compañero de juegos
Dentro de poco, el benjamín de Donald Trump contará con otro niño con el que compartir sus experiencias en la zona infantil de Central Park. Y es que Donald Trump Jr., el hermano mayor de Barron, será padre por segunda vez en los próximos meses. Hace pocos días se le podía ver paseando por las calles de Nueva York junto a su esposa, Vanessa, a quien ya se le nota la barriguita, y a su hija, la pequeña Kai Madison, de quince meses. El matrimonio, que se casó en noviembre de 2005, llevó a la niña a ver a su abuela paterna, Ivana Trump.

Más sobre: