Paris Hilton y Benji Madden, vacaciones 'de vértigo' en Copenhague

La pareja, cada día más consolidada, llegó el pasado lunes a la capital danesa, donde no dudó en visitar el parque de atracciones Tívoli

La historia de amor de Paris Hilton y Benji Madden continúa adelante y con paso firme. Desde que comenzaron su noviazgo se han vuelto inseparables, tanto, que es raro ver a la polifacética heredera bien solitario. A ella le gusta estar con él en todos su conciertos para brindarle su apoyo, y él también acompaña a Paris cuando tiene que cumplir con sus compromisos profesionales.

Ahora se encuentran en Copenhague, donde llegaron el pasado lunes para promocionar allí la nueva línea de bolsos que ha diseñado Paris, llamada Confidence. Allí hemos podido verles en el parque de atracciones de Tivoli, uno de los más antiguos de Europa. Ella llevaba para la ocasión un vestido azul eléctrico con unos leggins negros y unos zapatos plateados y Benji, fiel a su estilo, iba vestido de negro, con sus inseparables gafas de sol y una gorra. Subidos en la montaña rusa o en la noria, y rodeados por sus guardaespaldas, fans y fotógrafos Paris y Benji se lo han pasado como niños.

Su peculiar carrera hacia la Casa Blanca
Parece que la heredera ha encontrado la estabilidad emocional al lado del rockero y no es de extrañar que haya rumores de que podrían tener pensado pasar por el altar. Paris ha abandonado las noches locas, pero lo que no ha cambiado es que su gusto por sembrar la polémica.

La última ha sido un sorprendente vídeo en el que responde al senador republicano John McCain, que utilizó su imagen para atacar a Barack Obama. En él Paris aparece en una tumbona con un triquini de leopardo y unos tacones de aguja dorados diciendo que está lista para gobernar. Pero no se queda ahí, ya que asegura que si llegara al poder elegiría a Rihanna como vicepresidenta y "amenaza" con pintar la Casa Blanca de rosa.

Más sobre: