Ronaldo y María Beatriz Antony: vacaciones en Ibiza de dos futuros padres en la dulce espera

El futbolista y su novia disfrutan del verano en la isla Pitiusa, más ilusionados que nunca ante su próxima paternidad

Como muchos de sus compañeros de profesión que han elegido Ibiza como destino para pasar sus vacaciones, Ronaldo puso hace unos días rumbo a la isla Pitiusa acompañado de su novia, María Beatriz Antony. El futbolista y su compañera retomaron su relación a finales del mes pasado, después de que la ingeniera brasileña perdonara el desliz de su novio publicitado por tres transexuales de Sao Paulo. La pareja espera la llegada de su primer hijo en común, aunque será el segundo para él pues ya tiene otro de ocho años, Ronald, nacido en su matrimonio con Milene Domíngues y que vive con su madre en Madrid.

Si bien desde el principio de su relación, Ronaldo y María Beatriz no han ocultado lo a gusto que se sienten el uno junto al otro, lo cierto es que desde su reciente reconciliación se han mostrado más felices que nunca. Les vimos hace un par de semanas en el Gran Premio de Francia de Fórmula 1, donde confirmaron que habían vuelto, y ahora se han dejado ver sonrientes y relajados en Ibiza, donde según ha publicado el diario ABC han adquirido un apartamento en el que tendrían pensado instalarse. Acompañados de unos amigos, han disfrutado del sol y el mar bañándose y bronceándose en una playa ibicenca. Unas veraniegas imágenes que muestran lo enamorados que están y lo ilusionados que se encuentran ante su próxima paternidad, que según ha confesado la futura mamá no fue planificada y les pilló por sorpresa.

El bebé nacerá en Francia
María Beatriz, de 25 años y estudiante de Comunicación, conoció a Ronaldo en París a través de unos amigos comunes y dejó hace un año su residencia en la capital francesa para vivir en Milán, donde el deportista juega con el Inter. Sin embargo, el brasileño se encuentra de baja forzosa después de que sufriera una importante lesión de rodilla que hizo temer por su futuro profesional. Desde hace cinco meses ambos viven en Francia, donde el deportista lleva a cabo su rehabilitación y donde María Beatriz espera dar a luz. Ahora que las cosas marchan viento en popa para el jugador carioca en el terreno sentimental, y con un hijo en camino -su novia está de tres meses-, seguramente su recuperación será mucho más rápida.

Más sobre

Regístrate para comentar